Kerry: Egipto está en un ‘momento crucial’

Kerry: Egipto está en un ‘momento crucial’
Los heridos en enfrentamientos con las fuerzas de seguridad reciben tratamiento en un hospital de campaña en la mezquita Rabaa Adawiya, en El Cairo.
Foto: aP

WASHINGTON/AP — En momentos en que la violencia en Egipto se torna cada vez más letal, el secretario de Estado norteamericano John Kerry dijo que esa nación se encuentra en un “momento crucial” luego de más de dos años del levantamiento popular que derrocó al presidente Hosni Mubarak.

Al menos 65 personas murieron el sábado a consecuencia de los enfrentamientos en el este de El Cairo entre fuerzas de seguridad y partidarios del depuesto presidente Mohammed Morsi, quien llegó al poder por el voto democrático. Las protestas encabezadas por grupos islámicos inconformes con la expulsión de Morsi del gobierno, a principios de este mes, siguieron a las manifestaciones realizadas el viernes por millones de simpatizantes de las autoridades, respaldadas por el ejército.

En 2011 una revolución puso fin al régimen de Mubarak y convirtió a Morsi en el primer presidente electo democráticamente en Egipto. El mes pasado la cúpula militar depuso al mandatario, lo que provocó dudas acerca del futuro de la democracia en el país y la naturaleza de su alianza con Estados Unidos.

Washington ha evitado manifestarse a favor de alguna de las partes, pero durante semanas ha exhortado a que las manifestaciones se realicen en calma y la respuesta a éstas sea mesurada.

El gobierno de Barack Obama ha evitado llamar golpe de Estado a la expulsión de Morsi. Las leyes federales estadounidenses señalan que debe suspenderse la ayuda económica a una nación si los militares derrocan a un gobierno elegido democráticamente. Egipto recibió $1,500 millones anuales en asistencia de Estados Unidos, casi todo en recursos para el ejército.

“Este es un momento crucial para Egipto”, señaló Kerry en un comunicado. “Hace más de dos años comenzó una revolución. Su veredicto final aún no está decidido, pero el país será afectado para siempre por lo que suceda ahora mismo. En este ambiente extremadamente volátil, las autoridades del país tienen la obligación moral y legal de respetar el derecho a las manifestaciones pacíficas y la libertad de expresión. Ambas son componentes esenciales del proceso democrático incluyente con el que se han comprometido públicamente”.

Kerry dijo que la violencia continua retrasa los esfuerzos de “reconciliación y democratización”, además de afectar la estabilidad de la región. Estados Unidos exhortó a que se lleve a cabo “una investigación independiente e imparcial” y pidió a los líderes políticos ayudar a que su país “se aleje del precipicio”.