Libres bajo fianza los Giudice de “Real Housewives”

Teresa Giudice y su esposo Giuseppe "Joe" Giudice pagaron $500 mil cada uno para quedar en libertad mientras dure el proceso judicial en su contra
Libres bajo fianza los Giudice de “Real Housewives”
Teresa Giudice y su esposo Giuseppe "Joe" Giudice guardaron silencio al acudir al tribunal en Newark, Nueva Jersey.
Foto: EFE / Julio Cortez

NEWARK, Nueva Jersey, EE.UU. — La estrella del programa “Real Housewives of New Jersey” Teresa Giudice y su esposo Giuseppe “Joe” Giudicey quedaron libres este martes tras pagar una fianza de $500,000 cada uno tras presentarse por primera vez en la corte en su caso por fraude federal.

Los Giudice recibieron la orden de entregar su pasaporte y sus viajes están restringidos a Nueva Jersey y Nueva York. Joe Giudice, quien es ciudadano italiano, podría ser deportado si resulta culpable.

El matrimonio, que se hizo famoso mostrando su opulencia en el reality del canal Bravo, fue acusados formalmente este lunes de cargos de fraude financiero y fraude al declararse en bancarrota, entre otros. Joe Giudice también está acusado de no presentar sus declaraciones de impuestos de 2004 a 2008.

La pareja fue acusada por exagerar sus ingresos al solicitar préstamos, antes de que se estrenara el programa en 2009, y de ocultar sus ingresos al declararse en bancarrota después de que se transmitiera la primera temporada. Los Giudice no hicieron declaraciones este martes durante una breve aparición en una corte atestada de periodistas y espectadores. Ambos serán procesados judicialmente el 14 de agosto, aunque sus abogados dijeron que se declararon inocentes.

“La investigación duró mucho tiempo y confiamos que hay suficiente evidencia para sentenciar a los acusados más allá de una duda razonable”, dijo el fiscal federal Paul Fishman después de la audiencia.

La pareja fue acusada formalmente de 39 cargos por confabularse para cometer fraude por correo y telecomunicaciones, hacer declaraciones falsas al solicitar préstamos y fraude al declararse en bancarrota. Ambos enfrentan cientos de años en prisión y millones de dólares en multas si resultan culpables, pero se espera que las sentencias sean reducidas bastante por las normas federales, dijo Fishman.

El abogado de Teresa Giudice, Henry Klingeman, dijo que cree que el gobierno está acusando a la pareja por su fama.

“Definitivamente están siendo enjuiciados por su relación con el programa”, dijo Klingeman fuera de la corte después de que la pareja se abriera paso entre los reporteros para subir a una camioneta que los esperaba.

Las autoridades afirman que la pareja presentó solicitudes fraudulentas para hipotecas y otros préstamos de 2001 a 2008, un año antes de que el programa se estrenara. Los fiscales dicen que presentaron solicitudes falsas de devolución de impuestos e información bancaria a sus prestadores.

La fiscalía señala que los Giudice recibieron cerca de $4.6 millones en hipotecas, créditos en los que usaban su casa como garantía y préstamos para construcción.

Joe Giudice, quien trabaja como empresario, no presentó sus declaraciones de impuestos de 2004 a 2008, cuando supuestamente ganó $1 millón, según los fiscales. En ese periodo sus ingresos fluctuaron bastante: según la acusación ganó $323,481 en 2005 y $26,194 en 2006.

La pareja se declaró en bancarrota en 2009 y afirmó que debía $11 millones, incluyendo $2.2 millones en hipotecas, $13,000 a las tiendas Neiman Marcus y Nordstrom y casi $12,000 a una clínica de fertilidad.