Joven dominicana es la segunda apuñalada en Queens en un mes (fotos)

El brutal ataque a Natasha Martínez es similar a otra agresión ocurrida hace un mes
Joven dominicana es la segunda apuñalada en Queens en un mes (fotos)
El incidente en el que resultó herida la menor Natasha Martínez (en el recuadro) se reportó en la calle 85, del vecindario Woodhaven.
Foto: EDLP / Humberto Arellano

QUEENS — La adolescente hispana que fue apuñalada 11 veces frente a su domicilio en Queens se mantiene estable, mientras la Policía está a la búsqueda de un sospechoso del crimen que pudo haber cometido una agresión similar hace un mes.

Natasha Martínez, de 17 años y de origen dominicano, fue atacada a última hora del lunes mientras regresaba desde su trabajo en un McDonald’s hasta su casa en la calle 85, en el vecindario de Woodhaven.

La Policía difundió un vídeo de vigilancia, grabado poco antes de la agresión, en la que se ve a un sospechoso, aparentemente afroamericano, cubierto con la capucha de una sudadera blanca y vistiendo pantalones oscuros.

El comisionado de la Policía, Raymond Kelly, también reveló que el hombre podría ser el mismo que atacó a otra mujer, Kerline Denizard, de 36, el pasado 25 de junio en Queens Village.

“Estamos tratando de ver si hay un patrón”, declaró Kelly.

La investigación da a entender que ambos ataques parecían no tener motivo y el sospechoso no sustrajo nada a las víctimas.

Los vecinos del área residencial donde se produjo el último hecho no se sorprenden de que sucediera algo así, ya que vienen observando desde hace tiempo signos de decadencia y de falta de seguridad en la zona.

“No me asombra, porque en esta área está todo oscuro y nunca se ve a la Policía”, dijo el cubano Carlos Peón, que vive en la casa aledaña a la de Martínez, quién convive con su madre y su hermano pequeño. “Mi hija tiene ya 24 años, pero no me gusta que vuelva a casa sola del trabajo y voy a buscarla siempre que puedo”.

Peón estaba en su domicilio cuando ocurrió el ataque, pero no escuchó nada y no se enteró hasta el día siguiente. Describe a Martínez como “una muchacha buena y tranquila”.

Otro vecino, el puertorriqueño Franklyn López, cuenta como hace dos años apuñalaron de muerte en la misma zona a su sobrino, Dario Paiva, en otro ataque que tampoco fue provocado. Paiva murió protegiendo a su hermano, que estaba siendo agredido por un grupo de cuatro hombres que comenzaron a golpearle sin ningún motivo.

“Este vecindario se ha deteriorado mucho y ya no es lo que era”, se lamentó López, que vive en el área desde los años 90. “Se ha llenado de gangas y están pasando cosas tan horribles como estas. Es muy triste”, dijo el hombre.

En el área ya se han producido cinco asesinatos en lo que va de año —un 400% de aumento respecto a 2012— según datos de la estación 102 de la Policía. Es una de las pocas zonas de Nueva York en la que los asesinatos han aumentado en las últimas dos décadas, ya que se registra un 150% más respecto al año 2001 y un 25% más respecto a 1993.

Martínez fue operada el martes por la mañana en el hospital de Jamaica y aunque la tuvieron que extirpar el bazo por las puñaladas que sufrió —la mayoría en la espalda— se encuentra estable y se recupera favorablemente.

Denizard, la otra mujer, supuestamente, atacada por el mismo sospechoso, sufrió cortes en el brazo y en la garganta y fue dada de alta después de permanecer una semana en el hospital.