La decisión es de Boehner

El presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, está en lo correcto al decir que la reciente comparación ofensiva del congresista Steve King, de los Dreamers a las mulas humanas que traen drogas, es “profundamente ofensiva y errónea”, y que esta “no refleja los valores de los estadounidenses o del Partido Republicano”.

¿Entonces porque sigue King se ntado en el subcomité de Inmigración y Seguridad Fronteriza?

Los aportes de este congresista al actual debate migratorio no fueron mejores que su última declaración. Con respecto a la franja fronteriza, comparó a los inmigrantes con ganado y en otra ocasión explicó cómo se hace la selección de perros, como un ejemplo para elegir a los inmigrantes que pueden entrar al país.

Boehner tiene la autoridad, que ya ejercitó en otra oportunidad, para remover a legisladores incómodos de sus respectivos comités. Si hace lo mismo con King, evitará así que este congresista siga siendo la voz partidaria de un mensaje de odio en la Cámara Baja sobre inmigración.

Al no quitarlo del panel de inmigración, Boehner dice con los hechos lo que afirma con las palabras. En las actuales circunstancias, nadie sale bien parado excepto King —que cada vez está más envalentonado—, y los simpatizantes, de sus barbaridades.

Esta situación perjudica a los republicanos y al electorado latino. Con gente en primera línea como King se hace casi imposible que los hispanos, que se sienten identificados con otros aspectos del mensaje republicano —como un Gobierno más reducido y menos impuestos — puedan sentirse a gusto junto a individuos como el congresista que destilan una humillación continua hacia los inmigrantes.

La auto exclusión deliberada de los republicanos —por el mensaje rabiosamente antiinmigrante de King— perjudica a los latinos ya que les reduce las opciones políticas. Además, que hace perder votos a los republicanos.

Más allá del rumbo final que tenga la reforma migratoria en la Cámara Baja, Boehner puede dar una señal poderosísima sobre los valores republicanos quitando a King del Subcomité de Inmigración.

ImpreMedia/La Opinion