Venezuela y Colombia repasan agenda

Caracas/EFE — Delegaciones ministeriales de Venezuela y Colombia comenzaron ayer en Caracas la reunión de la Comisión Binacional para repasar de manera integral y completa la agenda común después de que los presidentes de ambos países dieran por superado el enfriamiento de las relaciones.

Los ministros, encabezados por los cancilleres de Venezuela, Elías Jaua, y de Colombia, María Ángela Holguín, trabajan en varias mesas para abordar desde la seguridad a las infraestructuras, pasando por el comercio y la energía, con el fin de mejorar la colaboración fronteriza, luchar contra el narcotráfico y el contrabando y avanzar en proyectos conjuntos.

“Aquí hemos venido con toda nuestra mejor disposición para avanzar en tantos temas que tenemos Colombia y Venezuela y que realmente le cambian la vida a la gente de los dos países, especialmente en la frontera”, indicó Holguín al inicio del acto de instalación de la reunión.

“Queremos (…) darle un nuevo dinamismo y un nuevo empuje a las relaciones”, agregó.

La ministra destacó los avances que ha habido en la relación bilateral en los tres años de Gobierno de Juan Manuel Santos, quien acordó con el fallecido Hugo Chávez el restablecimiento de las relaciones rotas durante el Ejecutivo anterior de Álvaro Uribe.

No obstante, Holguín consideró que queda mucho por hacer en esa relación.

Por su parte, Jaua destacó la importancia del trabajo de “revisión de todos los aspectos de la cooperación, principalmente de la cooperación positiva, de la cooperación propositiva”, destacando la colaboración que existe en algunos campos como en el energético o el comercial.

“El intercambio comercial que es tan dinámico y que queremos cada día que sea más dinámico y que esté además regularizado”, dijo.

Jaua explicó que ambos países revisarán la cooperación fronteriza, la lucha contra el narcotráfico y “temas sensibles de seguridad: el contrabando es una tema central de trabajo”.

En ese sentido manifestó que el comercio ilegal de bienes principalmente provenientes de Venezuela “está ocasionando importantes daños tanto a la economía venezolana como a la economía colombiana”.

También está previsto revisar los contratos de suministro eléctrico y petrolero, y el desarrollo conjunto de proyectos energéticos.