¿Por qué Weiner no tira la toalla?

Nueva York/AP — ¿Por qué Anthony Weiner simplemente no se retira? Esa es la pregunta que furiosos votantes, expertos y colegas políticos se han estado haciendo casi sin parar durante las últimas dos semanas, desde que explotara su último escándalo de sexting, que lo han hecho caer en las encuestas llevando su campaña a un caótico espectáculo.

Weiner insiste en que se quedará en la contienda, no importa lo que pase. Y los expertos opinan que más allá del bien conocido ego y la combatividad del excongresista, su postura podría estar fijada en cálculos políticos.

Una teoría importante: Weiner logra triunfos en la campaña, le da a los reporteros la oportunidad de preguntar todo lo que quieran sobre el sexting y luego los saca del tema. Y aún si perdiera, saldrá con el escándalo detrás de él y con su carrera política más fresca para postularse nuevamente a un cargo más alto.

“En todo esto, hay una creencia señalando que Weiner estaba corriendo en parte para rehabilitar su imagen”, dijo Wendy Schiller, analista política de la Brown University. “Aún si él no ganara, una fuerte exposición lo dejaría listo para correr otra contienda”.

“Esto podría tener resonancia entre los neoyorquinos. Y si lo hace mejor de lo que la gente cree, eso también lo ayudará para el futuro”, agregó.

A menos de 40 días de las primarias demócratas, Weiner ha hecho todo lo posible para enfrentar reporteros y fotógrafos y pasar su caso directamente a los votantes. En días recientes, ha salido de actividades con más aplausos de los que tuvo al ingresar.

Un hombre le preguntó en Quens cómo los electores podrían confiar nuevamente en él. “Yo he deshonrado a mi esposa, pero señor, yo no le hecho nada a usted”, respondió Weiner. “Si usted piensa que es una mejor persona y un mejor candidato, ¿por qué no quiere dejarme correr? Deje que los ciudadanos de esta ciudad decidan”.