Alcalde de San Diego inicia terapia

Diez mujeres acusan a Bob Filner de acosarlas sexualmente

Varias mujeres alegan que han sido acosadas sexualmente por el alcalde de San Diego, Bob Filner.
Varias mujeres alegan que han sido acosadas sexualmente por el alcalde de San Diego, Bob Filner.
Foto: AP

SAN DIEGO.— Los terapistas dicen que admitir que uno tiene un problema es el primer paso hacia la recuperación. Para el alcalde de San Diego, Bob Filner, eso sería un poco complicado.

Filner, de 70 años, alcalde demócrata desde noviembre pasado, empieza hoy dos semanas de terapia intensiva mientras enfrenta una demanda por supuesto acoso sexual y pedidos de que renuncie al cargo.

Apenas ayer domingo apareció otra acusadora más, la número 10, quien dice que Filner le hizo proposiciones indecorosas.

Renee Estill-Sombright, una cantante de tiempo parcial, alega que Filner la acosó en junio durante un desayuno de beneficiencia en una iglesia de La Jolla donde ellá cantó el himno nacional.

Según la mujer de 46 años, Filner le tomó las manos, la llamó preciosa, le preguntó si estaba casada, la invitó a salir, y le pidió una canción privada.

El alcalde había admitido en julio pasado su “mala conducta” hacia las mujeres y anunció que iniciaría una terapia intensiva de dos semanas a partir del 5 de agosto.

“Debo convertirme en mejor persona”, dijo Filner cuando anunció a finales de julio que se sometería a la terapia. “Cuando regrese el 19 de agosto mi enfoque será asegurar que estoy haciendo lo correcto para esta ciudad en términos de llegar a ser el mejor alcalde que puedo ser, y la mejor persona que puedo ser”.

Sin embargo, Filner ha descartado los reiterados llamados a su dimisión por parte de sus colaboradores y dirigentes del Partido demócrata, como la Senadora por California, Dianne Feinstein.

Mientras Filner toma parte en la terapia, también deberá responder a interrogatorios de abogados bajo juramento esta semana en la demanda que enfrenta por parte de su ex directora de comuniciones. Irene McCormack Jackson alega que Filner le pidió ir a trabajar sin pantaletas, le dijo que quería verla desnuda y la retuvo por el cuello mientras le susurraba en su oído.

Aparte, su prometida lo abandonó y se fue a Los Ángeles herida, según dijo, de que el alcalde cortejara en mensajes de texto con contenido sexual a otras mujeres enfrente de ella.

La semana pasada, el abogado Michael Pallamary registró oficialmente ante la ciudad de San Diego una campaña que intentará reunir 101 mil 597 firmas de electores registrados para destituir al alcalde.

Pallamary tiene hasta fines de septiembre para reunir las firmas.

Si consigue el apoyo de electores, San Diego someterá a votación la destitución del primer alcalde demócrata en más de dos décadas.

Pallamary pide que Filner sea retirado del cargo, pero no por las acusaciones de acoso sexual que enfrenta el alcalde, sino porque se habría beneficiado por una transacción con departamentos que le habría proporcionado cien mil dólares al alcalde.