8 medidas para contrarrestar la andropausia de forma natural

Para aminorar los efectos del climaterio masculino, pruebe estos consejos.

La andropausia no tiene que ser terrible.
La andropausia no tiene que ser terrible.
Foto: EDLP

La andropausia es la disminución lenta y gradual de la testosterona lo cual se traduce en el envejecimiento del cuerpo junto con cambios emocionales y mentales que afectan el aspecto biopsicosocial.

Utilice remedios naturales y realice una rutina sana y saludable para que los efectos de la andropausia sean tolerables e incluso resueltos.

En el hombre al igual que en la mujer se presenta un descenso hormonal que se denomina andropausia, menopausia masculina, climaterio masculino, viropausia o deficiencia androgénica.

La testosterona disminuye en forma lenta y gradual en hombres a partir de los 40 años y es más notorio a los 55 años aproximadamente. Causa cambios mentales, emocionales y físicos, además existe una disminución gradual de la hormona del crecimiento que produce aumento de grasa abdominal y pérdida de masa muscular.

Puede sentir pérdida de energía, fatiga, disminución de la memoria y concentración, depresión, falta de motivación, irritabilidad, debilidad muscular, disminución del deseo o impotencia sexual, disminución del vigor físico, insomnio, aumento de peso, resequedad en la piel, osteoporosis, dolores articulares y disminución de la estatura. El cáncer de próstata y la enfermedad cardíaca son riesgos potenciales producidos por este desbalance hormonal.

Cada vez le es más difícil conseguir trabajo y esto puede ser angustiante si tiene presiones económicas. Puede haber en su vida cambios familiares cuando los hijos se casan. Y si le suma los malos hábitos como sedentarismo, descuido de la alimentación y peor aún a los factores hereditarios, enfermedades crónicas degenerativas (cardíaca, hipertensión arterial, ateroesclerosis, diabetes mellitus, etc.). Todo esto contribuye en la manera en la que puede superar o sobrellevar el proceso de la andropausia.

  • Acuda con su médico para que le realice estudios anuales de antígeno prostático así como valoración cardiovascular. Si padece alguna enfermedad procure realizarse revisiones periódicas para mantenerla en control.
  • Mantenga una dieta saludable para evitar sobrepeso u obesidad, el aumento de triglicéridos y colesterol que pueden contribuir al síndrome metabólico.
  • Aumente la ingesta de lácteos descremados, pescado fresco, atún y sardina para tener fuentes suficientes de ácidos grasos omega 3 y de calcio.
  • Coma frutas y verduras diariamente.
  • Es importante que tome 2 litros de agua a diario para que sus funciones metabólicas se realicen adecuadamente.
  • Evite el consumo de alcohol y tabaco. Consuma jalea real en combinación con ginseng con cierta frecuencia.
  • Realice 10 minutos de ejercicio diario. Busque actividades entretenidas que pueda realizar solo o en compañía.
  • La medicina alternativa como la acupuntura y la homeopatía ayudan a restablecer sus niveles de testosterona y en gran medida a que los síntomas sean tolerables hasta disminuirlos desde el aspecto físico, mental y emocional.