Corazón de latinos en riesgo por enfermedades

Nuevo estudio revela que factores como alto colesterol, presión elevada, obesidad o tabaquismo son más frecuentes entre los miembros de esa comunidad
Corazón de latinos en riesgo por enfermedades
Los riesgos de dolencias entre los hispanos son mayores por retrasos en la atención médica.
Foto: Archivo / Shutterstock

San Diego — Al menos el 80% de los hombres y el 71% de las mujeres de origen hispano en EE.UU. presentan uno o más factores de enfermedades cardiovasculares como alto colesterol, presión elevada, obesidad o tabaquismo, señala un estudio del Instituto Nacional de Salud.

El análisis a largo plazo sobre la salud de este grupo en San Diego, Chicago, Nueva York y Miami evalúa, además, la paradoja de que los hispanos presentan un índice de enfermedades cardíacas menor que los blancos no hispanos, aunque estas dolencias son una de las causas principales de muertes entre los latinos.

El doctor y profesor de Salud Pública que coordina la investigación para la Universidad Estatal de California en San Diego, Gregory Talavera, dijo que los riesgos entre los miembros de la comunidad son mayores por menos atención médica.

“Los resultados preliminares indican que los latinos tienen un riesgo mayor que la población en general porque tienen uno de los índices menores de acceso al cuidado de la salud, y la prevención y detección temprana no es parte de la cultura de inmigrantes de Latinoamérica”, señaló.

Talavera también indicó que este examen tiene una segunda fase que comenzó en julio y se extenderá por seis años, que se suman a los seis años ya completados.

En la misma se analizará la correlación entre información genética, además de factores demográficos, socioculturales y de estilo de vida a fin de entender si están atados a los factores cardiovasculares de riesgo.

El reporte incluye más de 16,400 adultos hispanos de entre 18 y 74 años procedentes de Cuba, República Dominicana, Puerto Rico y México, entre otros países, distribuidos en al menos 4,000 personas en cada una de las ciudades.

En su segunda fase, también se evaluará información sobre enfermedades crónicas prevalentes en este grupo, como las que afectan al corazón, diabetes, diabetes gestacional, asma y enfermedad crónica de obstrucción al pulmón.

La primera parte del estudio, que finalizará en marzo de 2014, incluye información recolectada desde 2008 y hasta 2012.

“Uno de los hallazgos sorprendentes en la primera fase es que la población hispana no es homogénea, sino que los diversos grupos tienen diferentes factores de riesgo, con mexicoamericanos, por ejemplo, presentando uno de los mayores riesgos de diabetes en relación con otros grupos por su predisposición genética relacionada con su herencia indígena”, dijo Talavera.

De acuerdo con el especialista, los individuos que emigran a EE.UU. llevan hábitos y dieta que son mejores para la salud cardiovascular, pero cuando se adaptan al estilo de vida local su salud se ve deteriorada.

El especialista consideró imperativo que haya mayores datos en español sobre la importancia de hacer ejercicio por media hora, al menos cinco días por semana y reducir la ingestión de grasas y sodio.

Las otras instituciones a cargo del proyecto son la Universidad Yeshiva de El Bronx, en Nueva York; la Universidad Northwestern, en Chicago, y la Universidad de Miami, que se unen a 27 institutos y centros de salud en todo el país.