Marilyn Monroe informó a Jackie de su romance con JFK

Los detalles aparecen en el nuevo libro del periodista estadounidense Christopher Andersen, titulado "Estos días preciosos: el último año de Jack con Jackie"
Marilyn Monroe informó a Jackie de su romance con JFK
Esta imagen muestra a Marilyn Monroe como el símbolo sexual que fue en la década de los 60.
Foto: AP / Freeman's, Bert Stern

Washington, 6 ago – Han corrido ríos de tinta sobre la supuesta relación amorosa entre la estrella de Hollywood Marilyn Monroe y el presidente de Estados Unidos John Fitzgerald Kennedy, pero ahora un nuevo libro asegura que la actriz telefoneó a la esposa del mandatario, Jacqueline Kennedy, para hablar de ello.

La tan rumoreada historia de amor entre JFK y Monroe es el eje del nuevo libro del periodista estadounidense Christopher Andersen.

En “Estos días preciosos: el último año de Jack con Jackie” Andersen asegura que Marilyn llegó a hablar sobre su relación con el presidente Kennedy con la esposa de éste, según recogen hoy diversos medios estadounidenses.

Monroe, de cuya muerte se cumplieron este lunes 51 años, estaba tan ilusionada con su idilio que llegó a llamar incluso a la entonces primera dama para contarle que su marido, el presidente Kennedy, le había prometido que iba a casarse con ella.

Andersen escribe que cuando Jackie entró por primera vez a la Casa Blanca, temía no ver a su marido debido a sus obligaciones como presidente.

Sin embargo, compartir casa y oficina hizo que Jackie calificara los años que pasó en la Casa Blanca como “la época más feliz” de su vida.

Pero Andersen asegura que la exprimera dama era consciente de la existencia de todas las mujeres con las que JFK había mantenido relaciones fuera del matrimonio.

El escritor asegura que Jackie Kennedy “hacía la vista gorda” siempre y cuando él no la pusiera en evidencia públicamente, pero también afirma que de, entre todas las aventuras de su marido, la que más le dolió fue la que mantuvo con Monroe.

“En gran parte debido a que Marilyn era una bomba de relojería que podía explotar en cualquier momento, provocando un escándalo que destruiría la reputación de su marido, destruiría su matrimonio y la expondría al escarnio público“, argumenta el escritor.