Bostezos y abucheos

Galindo envía a 'chivitas' contra Necaxa en aburrido empate con roscas

GUADALAJARA, México.— Marco Fabián, Rafael Márquez Lugo, Kristian Álvarez y hasta Aldo De Nigris, en diversos palcos del Estadio Omnilife, fueron aficionados de lujo en el regreso de las Chivas a la Copa MX como locales.

En la cancha, los que salieron a jugar eran en su mayoría jóvenes suplentes, respaldados sólo por los veteranos Héctor Reynoso y Miguel Sabah, quienes no pudieron hacer mucho para romper el soporífero empate sin goles que Necaxa les sacó.

Los poco más de 10 mil aficionados que se animaron a llegar al Estadio Omnilife, según cifras oficiales, terminaron por aburrirse al ver a unas Chivas sin forma, sin dominio y sin fuerza ofensiva.

De Nigris, quien debutará con la Sub-20 el fin de semana ante Cruz Azul, observó el juego junto a Márquez Lugo en el palco presidencial.

En otro palco, detrás de la portería norte, Fabián estuvo acompañado de su novia.

Los Rayos, con cuadro de lujo, controlaron las acciones en el primer tiempo, se defendieron bien en la segunda parte, y se llevaron un punto de este encuentro de la Copa MX.

La de mayor peligro del partido fue de Alonso Sandoval, quien al 31′, al cabecear tras pase de Carlos Hurtado, pero el balón se fue por un lado de la meta de Hugo Hernández.

Con el silbatazo final llegó un abucheo general para el equipo del “Maestro”, que con este empate ganó el punto extra por llevarse la serie ante Necaxa, gracias al 2-1 de la ida, con lo que suma 5 unidades.