El merengue le puso sabor al Mundial

El merengue le puso sabor al Mundial
El dominicano Luguelin Santos celebra con la bandera de su país tras ganar el bronce en los 400 metros del Mundial de Atletismo.
Foto: ap

Moscú — LaShawn Merritt y Tony McQuay completaron el 1-2 para Estados Unidos en los 400 metros del Mundial de atletismo, en el que el dominicano Luguelín Santos se llevó la medalla de bronce.

Merritt ganó claramente con tiempo de 43.74 segundos, escoltado por McQuet con 44.40 y Santos con 44.52. El granadino Kirani James, el vigente campeón del mundo y olímpico, se derrumbó a un séptimo lugar.

“No confié en mí y no pude dar mi mayor esfuerzo, solamente al final”, lamentó el joven deportista, de 19 años, tras haber demostrado una vez más que se dosifica mejor que nadie y saca fuego de sus zapatillas en los últimos metros.

Fue el más lento en la salida pero espectacular en los últimos metros, justo al superar la última curva a la que llegó emparejado con el penúltimo corredor, para luego atravesar la meta con una marca de 44.52 segundos.

“Agradezco el bronce a Dios, que me ha ayudado en todo momento. Toda mi vida he hablado con Dios y me ha dicho que diera mi mejor esfuerzo”, dijo el ganador de la medalla de bronce, que tampoco se olvidó de sus compatriotas.

Conforme con su trabajo, aunque no demasiado contento por lo que pudo haber conseguido de haber salido mejor, Santos pidió “perdón” a su pueblo “por no haber dado lo mejor” de si mismo.

“He aprendido muchas cosas. La próxima vez ya no me va a pasar lo mismo. Tuve la peor salida de todas”, lamentó el atleta.

Los Mundiales de Moscú no se han acabado para Santos, que adelantó que seguramente se dará de baja en la prueba de los 200 metros lisos, para la cual está clasificado, porque quiere “darlo todo” en los relevos 4×400.

La victoria fue para el estadounidense LaShawn Merrit, campeón olímpico en 2008, que ejecutó al campeón mundial y actual titular olímpico, el granadense Kirani James, para conquistar su primer título mundial con 43.74.

Kirani James, dominador de la prueba desde que obtuvo el título mundial en Daegu 2011, se hundió en la recta y acabó séptimo.

Santos, de 19 años, suma un bronce a la medalla de plata que atrapó en los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

En su última competencia antes de buscar ser madre, Yelena Isinbayeva deleitó a sus compatriotas al ganar su tercera medalla de oro en el salto con pértiga del Mundial.

Isinbayeva aseguró el triunfo con un salto de 4,89 metros, con lo que la rusa derrotó a la estadounidense y campeona olímpica Jenn Suhr. La cubana Yarisley Silva completó el podio.

Los 800 metros masculinos también abrieron un compás para un nuevo campeón debido a David Rudisha no pudo venir a Moscú. El keniano, doble campeón olímpico y mundial, está lesionado, así que el nuevo rey es Mohammed Aman, un etíope de 19 años.

Aman superó al estadounidense Nick Symmonds en la recta final, imponiéndose con el mejor tiempo del año: 1 minuto y 43.31 segundos. Symmonds terminó con 1:43.55. La medalla de bronce quedó en manos de Ayanleh Souleiman de Djibouti 1:43.76.

El alemán y campeón olímpico Robert Harting ganó el lanzamiento del disco por tercera vez seguida.

Sin rodeos, Caterine Ibargüen se presentó a la ronda clasificatoria del salto triple, buscó la marca mínima en el primer intento y listo: pase expedito a la final en la que mañana buscará darle a Colombia la primera medalla de oro de su historia.

Servicios combinados