Hable de inmigración con nuestro abogado

Continuando con la serie de consultas sobre inmigración que venimos realizamos en colaboración con la Universidad de la Ciudad de Nueva York (CUNY). A principios de la semana próxima y fines de la siguiente llevaremos a cabo en la Sede de nuestra Hispanic Federation (55 Exchange Place, 5to piso, en el distrito financiero de Manhattan), dos sesiones en las que los interesados podrán recibir asesoramiento y orientación de un abogado especializado.

Las dos consultas se llevarán a cabo los días lunes 19 de agosto y viernes 30 de agosto como parte de las labores de la Oficina de Nuevos Americanos, que es un consorcio que integra nuestra federación.

El abogado especializado se entrevistará individualmente con las personas que tengan preguntas o dudas sobre inmigración. Les recomiendo que nos llamen con suficiente anticipación para inscribirse y pedir turno para la consulta con el abogado, cuyo tiempo es limitado.

También les aconsejo a los que acudan a alguna de ambas consulta que –en consideración a los demás y para que obtengan la respuesta que necesitan– vayan a la cita teniendo en claro lo que van a preguntar. Y si tienen documentación sobre sus casos o sus dudas, los lleven con ustedes para presentárselos al abogado.

El objetivo principal de la Oficina de Nuevos Americanos consiste en prestar socorro jurídico a los inmigrantes que requieren la asistencia de abogados y cualquier otra forma de ayuda legal. La Oficina ofrece clases de inglés como segundo idioma o ESOL (por English for Speakers of Other Languages), y ayuda y asesoramiento con otros trámites de inmigración, como los de ciudadanía. Se trata en todos los casos de servicios confiables y gratuitos, con la excepción de lo que pueda cobrar el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS).

En mis conversaciones con los directivos y trabajadores de algunas de las casi 100 organizaciones de la Hispanic Federation que se especializan en las cuestiones de inmigración, con frecuencia escucho historias de inmigrantes que, ansiosos por regularizar su situación por casi cualquier medio, terminan siendo estafados y engañados.

Son muchas las historias de personas que han confiado sus ahorros — a veces todos sus ahorros — a alguien que les da esperanzas sobre una regularización. Les cobra, por supuesto; y luego desaparece, o explica que la petición no fue aprobada. En muchos casos, se trata de personas que se presentan como “notarios”, un título que, aún cuando fuera válido, no habilita a nadie de manera especial para realizar trámites de inmigración.

Pero en nuestras organizaciones comunitarias especializadas — como la Coalición del Norte de Manhattan pro Derechos del Inmigrante (Northern Manhattan Coalition for Immigrants Rights) (www.nmcir.org), el Centro para el Desarrollo de la Mujer Dominicana (www.dwdc.org) y la Asociación Comunal de Dominicanos Progresistas, o ACDP (www.acdp.org) — se presta ayuda gratuita o a muy bajo costo por medio de personal calificado.

Exhorto a los interesados e interesadas a que se inscriban hoy mismo en alguna de las dos consultas llamándonos a la Hispanic Federation, al 866-HF-AYUDA, o (866) 432-9832.

¡Celebren con nosotros el vigésimo tercer aniversario de la Hispanic Federation! ¡Hasta la próxima columna!