Evaluarán acusado de matar a batazos a novia en NYC

La fiscalía sostiene que Miguel Peña también apuñaló a Felicia Cruz

Miguel Peña compareció ayer ante la Corte Suprema de Manhattan.
Miguel Peña compareció ayer ante la Corte Suprema de Manhattan.
Foto: EDLP / Mariela Lombard

MANHATTAN — Miguel Peña, acusado de matar a su novia Felicia Cruz con un bate de béisbol y un cuchillo, será examinado por un neurólogo a petición de su abogado.

El hispano, de 60 años, entró ayer a la Corte Criminal de Manhattan con la cabeza agachada y, en todo momento, mantuvo su rostro girado para evitar ser fotografiado.

El 27 de junio del 2011, Peña —que se ganaba la vida como vendedor de helados— se reunió en su apartamento —en el 101 de la calle Stanton— con Cruz, de 49. Hacía apenas unos seis meses que salía con ella y la mujer le había indicado a su familia que iba a dejarlo porque era excesivamente posesivo y quería que se fueran a vivir juntos a Florida. La hispana, sin embargo, quería estar cerca de sus dos hijos —de 27 y 14 años— y de su madre.

Al día siguiente, al ver que no regresaba a su casa, ubicada en la misma calle a pocos bloques de distancia, sus parientes lo llamaron para preguntar por ella. Ante las evasivas respuestas, el hijo mayor fue al apartamento, pero el sujeto no abrió la puerta. El hombre volvió con la Policía y, cuando los uniformados entraron, descubrieron el cadáver de la víctima.

La autopsia reveló que Cruz fue golpeada con un bate de béisbol en la cabeza y apuñalada en el pecho. Peña la cubrió con un plástico y con una sábana y la puso debajo de la cama, según la acusación. Fueron las piernas de la víctima lo primero que vieron los agentes. El abogado Richard Siracusa, dijo que espera que, con las pruebas ordenadas, el caso pueda llegar a su fin. En el proceso, se evaluará el sistema nervioso y cerebral, su capacidad motora y coordinación.

El juez Ronald Zweibel pospuso el caso hasta el 3 de octubre.