Cabecillas de Sendero deben dinero por reparación civil

Lima/EFE — Los cabecillas del grupo terrorista Sendero Luminoso deben tres veces más dinero en concepto de reparación civil al Estado peruano que los condenados por corrupción durante el gobierno de Alberto Fujimori (1990-2000), informó ayer el procurador Antiterrorismo, Julio Galindo.

En declaraciones a la agencia oficial Andina, Galindo dijo que los mandos senderistas adeudan 3,700 millones de soles ($1,321 millones) en reparación por el daño causado durante sus acciones subversivas.

El procurador señaló que ese monto es tres veces mayor a lo que deben pagar los condenados por corrupción durante el Gobierno de Fujimori y que la cifra fue elaborada por el Ministerio de Economía y Finanzas y la Contraloría General de la República.

El procurador indicó que el Estado usará todos los mecanismos legales para cobrar la reparación civil que deben pagar en forma solidaria los cabecillas presos de Sendero, entre ellos el fundador y líder, Abimael Guzmán, y su esposa y número dos del grupo, Elena Yparraguirre, que están condenados a cadena perpetua.

Junto a ellos deben pagar la reparación civil solidaria otros integrantes de la cúpula senderista como María Pantoja, Laura Zambrano, Margie Calvo, Osmán Morote, Martha Huatay y Óscar Ramírez Durand.

“Cuando se fijo ese monto nadie pensó que se podría cobrar un centavo, ahora estamos cobrando, vamos a hacer todos los esfuerzos para que el Estado haga valer sus derechos a través de los embargos”, remarcó Galindo.

Recordó que, en ese sentido, la procuraduría antiterrorista embargó en Lima tres propiedades de Elena Yparraguire, por un monto aproximado de tres millones de soles $1,07 millones.

Además, se ha embargado una oficina de la abogada Martha Huatay en Lima. Galindo también anunció que su despacho está en pleno proceso de investigación para determinar las propiedades de Abimael Guzmán que puedan ser embargadas.

Hace diez años, la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR) presentó un informe que responsabilizó a Sendero Luminoso de más de la mitad de los casi 70,000 víctimas que dejó la guerra interna que asoló a Perú.