Canelo: Un enemigo sin miedo

'Canelo' Álvarez promete ser el primero en ganarle una pelea a Mayweather
Canelo: Un enemigo sin miedo
Saúl 'Canelo' Alvarez.
Foto: AP

Los Angeles — De Dios y del gimnasio. De la vida y de su mente. Del futuro y y de su rival. Saúl ‘Canelo’ Alvarez habló de todo eso en una exclusiva a poco menos de un mes de su pelea ante Floyd Mayweather Jr. pacatada para celebrarse en Las Vegas.

Todos los boxeadores quieren pelear con el mejor. ¿Qué se necesita para pelear con Floyd Mayweather?

Pienso que las peleas las hace la gente. La gente pide las peleas, y esta pelea se tenía que dar y aquí estamos.

¿También se necesita un nivel de calidad para enfrentar a Mayweather?

Obviamente tienes que ir peleando y ganando y llegar a niveles como éste para que te vean y te tengan en cuenta.

Para pelear en este nivel hay sumar fortalezas en diversos frentes. ¿Qué parte le das a lo físico y qué parte le das a lo mental en tu profesión?

Son todo. Y creo que son 50% lo físico y 50% lo mental. Pero cada una de esas partes la tienes que atender y desarrollar al 100% durante una pelea.

En la fortaleza mental son esenciales tres elementos: paciencia, constancia y humildad. ¿En que orden los pondrías?

En ese orden: paciencia, constancia y humildad. En esta profesión si no tienes una no vas a llegar a tener la otra. Sumas todo. Puede uno ser más fuerte en un aspecto, pero son valores necesarios que hay que tener.

¿La constancia supone ser capaz de castigarse duro en estas horas de preparación del combate?

Es verdad, aunque yo no diría tanto como castigarse porque al cabo estás haciendo lo que te gusta y lo asumes como parte de tu trabajo.

Yo lo disfruto y lo hago con todo el entusiasmo del mundo. Si quieres hacer lo mejor es seguro que lo logres si estas mejor preparado. En eso hay que ser muy disciplinado; si vas a estar molesto o endafado o renegando de lo que haces pues mejor te dedicas a otra cosa.

La gloria de un púgil llega más tarde o más temprano o simplemente no llega. En su caso la espera ha sido corta.

Así es. A unos les llega más tarde a otros más rápido, pero lo cierto es que si te preparas y te tomas tu trabajo con responsabilidad y sacrificio va a llegar el momento de recoger los frutos.

Cuando perseveras en algo y le pones todas las ganas del mundo tiene que llegar. A algunos nos llega más rápido a otros más tarde, pero llega.

¿Sufres o disfrutas estas semanas de aislamiento y de soledad?

Es parte de todo y tienes que disfrutarlo. En mi caso, yo no estoy solo, tengo a mi equipo de trabajo que son como mi familia, eso es muy importante y he aprendido a disfrutarlo.

Hay unas horas de solaz. Juegan billar, ven películas… ¿En qué gasta ese tiempo en el que no entrena?

En eso. Escucho música y trato de relajarme en esas horas. Después de entrenar descansas, duermes y te distraes con el grupo. La pasamos bien.

¿Por qué el boxeo?

Es algo que siempre me gustó y desde que lo vi me interesé. Veíamos las peleas de los campeones de la época como Chávez, De la Hoya, “Finito” López. Y siempre supe que quería hacer eso. Luego se vuelve una profesión, pero siempre me gustó.

O sea que ¿desde la escuela te entrabas a las trompadas con los otros chicos?

Siempre. Todos los días, en especial con mis hermanos. Tengo seis hermanos y, con uno o con otro, había pleito a cualquier hora.

Vi un poster suyo en la promoción de un combate con Los siete Álvarez ¿Una familia de puros boxeadores?

Sí, los seite hermanos Alvarez. Los siete peleamos en una función profesional. Algo que no se ha visto en ningún lado y me siento muy orgulloso de tener hermanos así que me rodean y están cerca de lo que yo hago. Que no sean viciosos. Yo estoy muy orgulloso de la familia que tengo.

¿Cuándo supo que ya no había tiempo para la escuela y que el tema boxear?

Cuando debuté profesionalmente a los 15 años. Ese día supe que ya no habría tiempo para otras cosas. La verdad la escuela si me gustaba pero no le echaba las ganas que tenía que ponerle… No le ponía el 100% y yo sé que cualquier cosa que hagas en la vida tienes que ponerle el 100% para que se pueda sacar adelante. Entonces me salí de la escuela y me entegué al boxeo.

Los rivales de Canelo van a las peleas a pelear por ellos y para ellos. Pero usted lleva a cuestas a todo un país mirándolo. ¿Qué tanto pesa eso?

Si te digo la verdad, no pesa. Es una gran responsabilidad que se adquiere una vez cuentas con el respaldo del público. En cuanto te haces más conocido, la gente te reclama más, pero no es algo que ponga presión o distraiga. Pensar en mi país es un gran estímulo y más motivación para ganar.

En el fondo de todo gran atleta hay un ser primordialmente humano. Alguien que goza, sufre, disfruta, festeja ¿Qué bebe, Canelo cuándo bebe?

Agua. Bebo agua.

Quise decir cuando vas a las tabernas y las discotecas.

No… no. La verdad es que no es que no deba o no pueda. Todo se puede, sino que siempre he sido un deportista y eso es lo que me gusta. Las borracheras no es algo que me llame la atención.

Muchos atletas antes de competir se encomiendan a un santo ¿Usted se encomienda al alguien?

Yo creo en Dios y creo en la virgen y me encomiendo a los dos antes subir a cuadrilátero. Todas las noches antes de dormirme, me persigno y rezo algo para agradecerles por todo lo que está pasando y que me de sabiduría para poder responder de la mejor manera.

Allí a la mera hora de subir al cuadrilátero les rezas un poquito…

Sí, siempre que salimos de la habitación del hotel para la arena rezamos un padrenuestro y hay un momento para persignarme y ponerme en manos de Dios y que sea lo que él quiera.

Hay una pregunta inevitable para los boxeadores. ¿Hay instinto asesino en un peleador?No tanto así, pero en mi caso si yo veo sangre o los veo mareados, de manera instintiva se que debo ir por ellos para acabar la pelea, pero es un asunto del oficio de un boxeador y no hay nada de asesino ahí, eso nunca lo piensas.Cuando peleó ante José Miguel Cotto, en tu debut en Las Vegas, reconoció al final que definitivamente hay nervios y sí pesa el escenario. ¿Después de caminar tanta lona, sigue pesando eso?No. Ya eso pasó, ya tengo más experiencia y quedan atrás malos ratos o sustos si se quiere, pero eso se trabaja y en la medida en que peleas más aprendes más y ya para mí esa etapa de los nervios ha quedado atrás.Una etapa que nunca se acaba de superar es el apendizaje en la vida. ¿Qué lugar le das a la envidia… a la arrogancia?Envidia siempre la ha habido en todo lado, en una empresa, en el deporte y con toda la gente. Y la arrogancia puede venir muchas veces de la mano del éxito. Hay que saber asimilar esos sentimientos. Hasta el momento no ha perdido una sola pelea ¿Que cambia entre ganar y perder.No sé, porque nunca he perdido.Y ¿qué pasa si ganas?Pues obviamente es algo que espero… algo que visualizo para eso he trabajado y ganar me pone en una nueva etapa de mi carrera.Y ¿te has planteado que puedas perder?No. ¿Por qué?Porque no, porque nomás voy a ganar.Vas frente a una gran contendor como Mayweather que tampoco ha perdido…Así es, yo voy a ganar y eso es lo que va a pasar el 14 de septiembre.El nombre de alguien a quien admires por lo que hace fuera del ring.Oscar de la Hoya. El es el mejor ejemplo que tenemos dentro y fuera del ring. Obviamente ha cometido errores como todos lo podemos hacer, pero él supo llevar su carrera boxística como campeón olímpico y campeón mundial y después ha llegado a destacarse como empresario.Hay un “Canelo” empresario en México. Sabemos que detrás de tu gran imagen mueves una cuerda de peleadores cuéntanos de eso.Así es, vamos creciendo juntos mi empresa y yo. Ahora ya somos una de las menores empresa de negocio en México, obviamente ahora yo estoy enfocado en pelear, pero hay gente que se encarga de eso y esperamos tener dentro de poco a los grandes campeones del futuro.En la pelea de la fortaleza mental y la velocidad ¿en qué etapa va la preparación?Ahora estamos en el trabajo fuerte… en la etapa de la resistencia y con los sparrings adecuados para ganar rounds trabajados… estamos haciendo un gran trabajo.Dijo hace poco Oscar de la Hoya que Floyd Mayweather lo que pelea por asalto son 45 segundos ¿Qué hacer para que Mayweather no dicte el combate en esos 45 segundos?Pues obviamente hacer mi pelea, cumplir con mi plan. Él tira uno y dos golpes y sale… vuelve y repite… tira uno-dos y sale… Vamos a atacarlo y a moverme mucho para que esos dos golpes que tira no me los conecte.Siendo ya un campeón establecido ¿Cómo evitar que se te suba la fama a la cabeza?Pues yo creo que cada cosa se pone en su lugar y nada más estar agradecido con Dios y yo creo que eso ya lo traes desde siempre por la forma como te educaron en familia y nada más falta un empujoncito. Yo me considero alguien a quien educaron muy bien y sé cuidarme y estar agradecido con todo lo que me está pasando.Dinero, fama, mujeres, lindas un cóctel peligroso a su edad, en su medio y con su prestigio. Puntos de debilidad inevitable… ¿Como los maneja?Creo que te distraes cuando quieres, pero eso siempre hay… Nadie niega que lo más lindo es vivir momentos bonitos al lado de una mujer. Creo que la experiencia en la vida le enseña a uno cómo manejarse y tener una carrera profesional. Habrá tiempo para todo, pero por delante de todo está la responsabilidad profesional.