Hillary no revela planes pero recauda fondos

Sigue a El Diario NY en Facebook
Hillary no revela planes pero recauda fondos
Hillary Clinton participó esta semana en un foro sobre liderazgo femenino en Bryn Mawr College en Bryn Mawr, Pensilvania.
Foto: ap

Washington/EFE — La exsecretaria de Estado Hillary Clinton regresó esta semana a la esfera pública en la primera de una serie de conferencias sobre transparencia y seguridad nacional que la llevarán por todo el país y que alimentan las conjeturas sobre sus aspiraciones presidenciales.

Tras unos meses de descanso tras dejar la secretaría de Estado a principios de año, en abril inició sus primeras comparecencias públicas, remuneradas por encima de los $200,000, y en junio abrió su cuenta personal de Twitter.

Esta semana, Clinton, de 65 años, anunció en San Francisco el inicio de un ciclo de charlas sobre transparencia, seguridad nacional y su impacto en el liderazgo estadounidense con las que recorrerá el país durante los próximos meses.

Y, a la par, su portavoz Nick Merril, confirmaba que “varias universidades” como Harvard, Yale o New York University se habían puesto en contacto con ella para invitarla a dar clases, lo que aumentaría aún más visibilidad.

Pocas figuras cuentan con el magnetismo y la influencia en la actual política estadounidense de Hillary Clinton, cuya hipotética candidatura cuenta con numerosos respaldos.

Justo después de su salida del Gobierno, un grupo de simpatizantes lanzó “Ready for Hillary”, un SuperPac (entidades en teoría independientes del candidato) de apoyo a la ex primera dama.

“Nuestros esfuerzos están todos encaminados a que Hillary se presente como candidata a la presidencia. No sabemos lo que hará, pero esperamos que entienda el nivel de apoyo y de entusiasmo con el que cuenta en todo el país”, explicó Seth Bringman, director de comunicación de “Ready for Hillary” con sede en el Estado de Virginia, contiguo a la capital estadounidense.

“Queremos unir a todos aquellos que la apoyan desde la base, a todos los que les gustaría que se convirtiera en la primera presidenta de EEUU”, agregó Bringman, quien recalcó que cuentan ya con más de 10,000 afiliados.

Bringman subrayó, además, que han recaudado ya más de un millón de dólares desde comienzos de año y que acaban de firmar un acuerdo de asociación con dos de los principales asesores de la campaña de reelección del presidente Barack Obama en 2012.

Pese al creciente revuelo que se genera a su alrededor, Clinton ha eludido en reiteradas ocasiones confirmar su intención de volver a competir por las candidatura demócrata para la Casa Blanca, que perdió frente a Obama en 2008.

“No estoy pensando en nada semejante ahora mismo”, afirmó en una entrevista poco después de dejar de ser la jefa de la diplomacia estadounidense.

Pocos dudan pese a su silencio que no esté planteando seriamente la candidatura para el 2016.

Los republicanos, sus potenciales rivales y quienes enfrentan una profunda crisis interna tras la derrota sufrida el pasado año por Mitt Romney ante Barack Obama, se toman muy en serio todo lo que tiene que ver con Clinton.

El viernes, sin ir más lejos, el Comité Nacional Republicano (RNC) decidió por unanimidad no asociarse con las cadenas de televisión NBC y CNN para la emisión de los debates de las primarias republicanas si continúan con la producción de dos documentales sobre la exjefa de la diplomacia estadounidense.

NBC planea una miniserie sobre Clinton protagonizada por Diane Lane y CNN está trabajando en un largometraje documental sobre la vida de la exsecretaria de Estado.

El presidente del Comité Nacional Republicano explicó que los programas sobre Clinton son “campañas publicitarias encubiertas” para 2016 y una muestra del espíritu anti-republicano de estos canales.