Prepárese para el ingreso a la universidad

Prepárese para el ingreso  a la universidad
Tanto el SAT como el ACT son aceptados por todas las universidades de los EE.UU.
Foto: statepoint

REDACCION/StatePoint — Desde refrescar las habilidades para una entrevista a perfeccionar el ensayo perfecto, el proceso de admisión a la universidad parece ser más complicado cada año.

Mientras que en el pasado los estudiantes se preparaban para una prueba de admisión estandarizada, ahora algunos expertos aconsejan tomar tanto el Scholastic Aptitude Test (SAT) como el American College Test (ACT).

“El ACT puede haber jugado un papel secundario ante el SAT, pero la prueba está ganando impulso y popularidad entre los funcionarios de admisiones de la universidad”, advierte Chris Arp, un tutor en Veritas Tutors y autor de “¡Suba la puntuación del ACT!”, una guía de preparación para la prueba.

Mientras que el SAT fue diseñado para evaluar la capacidad del estudiante para razonar, el ACT se proyectó para determinar el conocimiento del estudiante del currículo básico de escuela secundaria.

Arp, quien escribió la guía junto con tres estudiantes con puntajes perfectos de ACT, aconseja:

Realizar un examen de práctica del SAT y del ACT, en un entorno que permita concentrarse por más de tres horas. Si el puntaje es mucho más alto en una de las pruebas, tome ese examen. Si los resultados son similares, Arp recomienda cuestionarse ¿Cuál test le dio menos ganas de halarse el pelo?

Establecer un horario manejable, segmentando la preparación, pero teniendo en cuenta que la prueba real es larga, así que es crucial aumentar la resistencia. Por ello, se deben elevar las sesiones de práctica hasta que se pueda realizar toda la prueba en una sola sesión.

Practicar. Realice varias pruebas de práctica en casa y aprenda tanto de sus aciertos como de sus errores. El ACT se puede tomar hasta 12 veces si es necesario y, a diferencia del SAT, puede elegir qué resultados se envían a las universidades.

“Cuando se trata de matemáticas, no se quede corto”, dice Arp. “Decir que no entiende esa materia es una excusa. Si no puede resolver un problema de matemáticas, es porque se ha olvidado o nunca aprendió los conceptos básicos.”

Para evitar el estrés post-prueba, no discuta las respuestas con los amigos. En cambio, tome unos días para relajarse y divertirse.

Tanto el SAT como el ACT son aceptados por todas las universidades de los Estados Unidos.