Choferes no dejan el celular

Aún cuando la ley lo prohíbe, siguen usando el teléfono mientras manejan
Choferes no dejan el celular
Conductores se resisten a dejar el celular.
Foto: La Opinión - J. Emilio Flores

Hablar por teléfono celular, enviar mensajes de texto y llevar al perro en las piernas mientras estaban al volante fueron algunos de los motivos por los que ayer agentes del Departamento de Policía de Pasadena entregaron alrededor de 150 multas.

Se trató de un operativo especial por las calles de la ciudad para detectar a ese tipo de conductores distraídos, los cuales se estarán repitiendo durante el ciclo escolar que apenas inició.

Una reciente encuesta realizada por el Club de Automovilistas del Sur de California revela que a pesar de que en California en 2009 entró en vigor una ley que prohibe enviar mensajes de texto mientras se conduce, esa práctica ha aumentado en un 126%.

Estudios sobre el uso del teléfono celular mientras se maneja establecen que enviar o recibir un mensaje le toma al conductor un promedio de 4.6 segundos, lo que significa que si va a 55 millas por hora, estaría recorriendo la distancia de un campo de futbol a ciegas.

Pete Hettema, teniente de la policía de Pasadena, explicó que el Estado de California está patrocinando programas para evitar ese tipo de comportamientos al volante y otorga recursos a las diferentes corporaciones policíacas que lo solicitan para realizar operativos como el de ayer.

El Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD) afirmó que sus agentes de tránsito también realizan ese tipo de operativos, aunque sin precisar si hay alguno programado para fechas recientes.

José Reyes es un automovilista que reconoce utilizar su teléfono celular mientras conduce y que se salvó de no ser detectado ayer por los policías que andaban al acecho.

“Lo uso más que nada para buscar direcciones en el mapa, ver cómo está el tráfico”, comentó mientras se disponía a transitar por el bulevar Colorado. “Cuando voy manejando prefiero hablar que mandar un texto, porque ahí sí creo que es más peligroso”.

Las estadísticas indican que en el país mueren en promedio nueve personas al día en accidentes automovilísticos donde estuvieron involucrados conductores distraídos, principalmente por el uso del teléfono celular.

La Administración Nacional para la Seguridad en Carreteras (NHSA) precisa que durante el 2010 el conducir distraído fue la causa del 18% de todos los accidentes mortales en el país.

“Con el regreso a clases hay más vehículos en las calles, llevando y recogiendo a niños en las escuelas y lo que queremos es que pongan atención cuando estén frente al volante”, dijo el teniente Hettema.

Las aproximadamente 150 infracciones aplicadas ayer a conductores distraídos fueron bastantes por tratarse de un sólo tipo de falta, consideró el teniente, ya que en un periodo similar de patrullaje regular, se impone el mismo número de infracciones, pero por múltiples violaciones de tránsito.

El costo de la infracción por usar el teléfono celular mientras conduce es de $162 dólares, más las cuotas de la corte, cuando se le multa por primera vez, pero cuando es reincidente sube entre $100 y $150 más.

El teniente Hettema mencionó que la distracción de los automovilistas pone en riesgo la vida de personas y que es un comportamiento principalmente ocasionado por el uso del teléfono celular.

El operativo se llevó a cabo de 6:00 de la mañana a 12:00 del mediodía en toda la ciudad, pero con enfoque en las zonas escolares y en el distrito comercial, donde el tráfico es más pesado, dijo Hettema.

“Estaremos realizando este tipo de operativos de vez en cuando”, advirtió el teniente. “Esta siempre es una violación de tránsito que mis agentes están buscando, pero nos enfocaremos en este tipo de operativos tal vez cuatro o cinco veces más durante este ciclo escolar, en busca de quienes envían textos, hablan por el celular o que estén haciendo algo más que afecte el tener el completo control del vehículo”.