Consejos para envejecer de forma saludable

Una dieta equilibrada, dormir bien y hacer ejercicio le ayudará a prevenir muchas enfermedades propias de personas con una edad avanzada
Consejos para envejecer de forma saludable
Llegar a la vejez con buena salud es una de las cosas que más nos preocupan de nuestro bienestar.
Foto: Esta imagen es una obra derivada de abuelo por CaKe D, disponible bajo la licencia Licencia de Atribución "ShareAlike" No-Comercial en http://www.flickr.com/photos/cakecosas / 2675634445/

Al llegar a la edad adulta, es común que sus preocupaciones vinculadas con su salud se orienten a la prevención de enfermedades y lesiones provocadas por factores externos, como el clima o el desgaste físico. Así, comienzan a evitarse las actividades recreativas, los paseos al aire libre, las reuniones con amigos. Sin embargo, también es sumamente importante que la protección se traslade al espacio interior, protegiendo la salud de su cuerpo a partir del cuidado de su organismo.

Mantener una dieta equilibrada, realizarse controles periódicos, evitar los excesos, eliminar los vicios son consejos que a primera impresión parecen simples, pero que suelen ser difícil de convertir en hábito. Y ninguna estrategia de protección del organismo le servirá sino la realiza con constancia y compromiso. Hacer del cuidado de su cuerpo una cuestión cotidiana será más fructífero que intentar planes extravagantes o refugiarse en el interior de su vivienda.

En nutrición, los extremos siempre son malos, pero en la edad adulta los riesgos de una mala alimentación se multiplican. El organismo se vuelve propenso a la deshidratación y fallas del sistema digestivo si la alimentación es deficiente; y si hay sobrepeso se facilita la aparición de diabetes tipo 2, hipertensión, problemas cardíacos y artritis. Para mantener un peso saludable, combine una dieta equilibrada con una rutina de ejercicios que le permita gastar más calorías de la que consume.

En la tercera edad, la visita al médico debe ser por prevención y no esperar a sentir los síntomas. Hay enfermedades, como la hipertensión arterial, que no suelen mostrarse con anticipación y que sin tratamiento, pueden incluso provocar ataques cerebrales o cardíacos. La solución es controlarse periódicamente. La presión sistólica (alta) debe estar debajo de los 120 y la diastólica (baja) no superar los 80. Evitar la sal, hacer ejercicio y comer saludablemente son consejos que puede seguir para protegerse de la hipertensión.

Comer de manera abundante, fumar o tomar alcohol serán sus principales enemigos en la edad adulta. Evite todo tipo de excesos. Al fumar, estará incrementando el riesgo de sufrir enfermedades pulmonares y, principalmente, cáncer de pulmón, que es el principal cáncer causante de muertes en el mundo entero. Consumir alcohol, por su parte, perjudica el buen funcionamiento de sus sistemas hepático, digestivo y circulatorio y puede provocar daños irreversibles en su corazón.