Las vinagretas dan toque de sutileza

Disfrute de ensaladas con aderezos hechos en casa.
Las vinagretas dan toque de sutileza
Hay trucos que debes tomar en cuenta para que tus vinagretas no queden desabridas.
Foto: Agencia Reforma

Disfrutar tus ensaladas y otros platillos con aderezos y vinagretas hechos por ti no tiene precio, porque notarás que su sabor es mucho mejor y más natural.

Hay algunos trucos que debes tomar en cuenta para que tus vinagretas no queden desabridas, ya que la sal no se disuelve con el aceite.

Lo que debes hacer es disolverla antes en un líquido, usualmente vinagre o un jugo cítrico, para después agregar el aceite. Cuando utilices vinagre y aceite hay que complementarlos. Como ejemplo está la rica textura del aceite de oliva extravirgen, que queda muy bien con el ácido del vinagre balsámico.

Los aceites de cacahuate, nuez y otros frutos secos van de maravilla con los vinagres de frutas, mientras que los de especias y chile son deliciosos con los vinagres de vino.

Hay dos proporciones que debes cuidar: la primera es una parte de vinagre por tres de aceite, y si lo deseas más ácido, entonces es una parte de vinagre por dos de aceite.

Además es importante que los ingredientes estén a temperatura ambiente al momento de usarlos en la preparación de tus aderezos y vinagretas. Para que logres una emulsión estable, que dure más de unos cuantos minutos, debes batir vigorosamente al tiempo que incorpores un agente que se conoce como emulsionante, que ayuda a mantener unidos los demás ingredientes.

Por ejemplo, la mostaza en muchas vinagretas no sólo se usa por su sabor, sino por sus propiedades emulsionantes, o el huevo al mezclar el aceite con el vinagre o jugo de limón para hacer mayonesa en los aderezos.

Al incluir el aceite a tus vinagretas es mejor verterlo en un hilo delgado, batiendo todo el tiempo mientras realizas este paso.

En cuanto espese no añadas más aceite, ya que de hacerlo la vinagreta se tornará líquida, perdiendo esa agradable textura emulsionada.

Almacena tus vinagretas en un lugar oscuro y seco, y nunca dentro del refrigerador, ya que la mayoría de los aceites se espesan con el frío y pueden perder su estructura.

Ingredientes

1 queso crema grande

1 taza de crema ácida

100 gramos de queso azul

1/2 taza de nueces

1 cucharadita de pimienta recién molida

1/2 taza de leche

Preparación

Colocar todos los ingredientes en la licuadora o el procesadorde alimentos. Refrigerar al menos durante dos horas antes de usar.

Ingredientes

6 filetes de anchoas

2 huevos enteros

1 cucharada de mostaza

2 cucharadas de vinagre de vino blanco

Sal y pimienta molida (en cantidad al gusto)

1 cucharadita de jugo de limón

1/2 taza de aceite de maíz

1/2 taza de aceite de oliva extravirgen

1/4 taza de aceite de maíz

1 diente de ajo prensado

Preparación

Disponer en la licuadora los filetes de anchoas, los huevos enteros, la mostaza, el vinagre de vino blanco, sal, pimienta, el jugo de limón y la media taza de aceite de maíz. Mezclar a velocidad alta, pero cuando emulsione quitar el tapón de la licuadora para incorporar en un hilo delgado el aceite de oliva. Después, añadir poco a poco el cuarto de taza de aceite de maíz. Cuando todo esté integrado, apagar y verter en un tazón. Integrar el ajo con la ayuda de una pala de madera.