Estadio de Brasilia líder en taquilla

BRASILIA/AP — El Estadio Nacional Mané Garrincha, que muchos consideraron un elefante blanco por estar en una ciudad sin equipos representativos de fútbol, es el líder de taquillas en lo que va del Campeonato Brasileño, según datos divulgados ayer.

Construida con una capacidad de más de 70,000 personas en Brasilia, una capital sin equipos locales atractivos, la arena deportiva parecía condenada a caer en el desuso fuera de los torneos internacionales para los cuales fue destinado, el Mundial de 2014 y la Copa de las Confederaciones de 2013.

Sin embargo, se convirtió en una casa alternativa para Flamengo, el equipo más popular del país, y atrajo a otros equipos grandes interesados en jugar ante el público de Brasilia, la ciudad con el ingreso per cápita más alto de Brasil.

Datos de la Confederación Brasileña de Fútbol divulgados por el gobierno del Distrito Federal indican que en los siete partidos disputados en el Mané Garrincha hubo una recaudación de $8.6 millones con 291,923 espectadores que compraron entradas.

En segundo lugar está el Maracaná, de Rio de Janeiro, que en ocho partidos atrajo a 236,726 espectadores con una taquilla de $4 millones.

El monto recaudado en Brasilia representa 27% del total de taquillas en las 15 fechas disputadas del campeonato brasileño, según los datos oficiales.

El promedio de taquillas en el estadio brasiliense es de 41,703 espectadores, casi el triple del promedio nacional de 14,764. Siete partidos mundialistas serán disputados en la capital brasileña.

Brasilia es una ciudad joven, fundada en 1960 para albergar la capital, y atrajo a pobladores de todo el país que mantienen vínculos afectivos con sus lugares de origen, lo cual explica que sus habitantes son hinchas de equipos de otras ciudades como Rio de Janeiro, Sao Paulo, Belo Horizonte y Recife, y ha dificultado la consolidación de los equipos locales de fútbol.