Molotov no se autocensura en gira por EEUU

La banda mexicana no admite presiones para alterar sus canciones a pesar del pedido de la Alianza de Gays y Lesbianas Contra la Difamación para que no canten uno de sus temas
Molotov no se autocensura en gira por EEUU
Molotov regresa a la Gran Manzana la próxima semana.
Foto: Archivo

Los Ángeles — Molotov está acostumbrado a la censura, es parte de su origen. Pero ¿autocensurarse? no encaja con ellos.

Después de casi dos décadas, su tema “Puto” vuelve a generar controversia. La Alianza de Gays y Lesbianas Contra la Difamación (GLAAD por sus siglas en inglés), le solicitó a la banda no cantar la canción durante su gira de conciertos por Estados Unidos por tener un contenido que genera violencia en contra de la comunidad LGTB.

Pero el grupo no aceptó el pedido completo. En un comunicado de prensa, difundido el 29 de julio, un día antes de que comenzara la gira por este país, sus integrantes manifestaron que sólo se abstendrían de mencionar la palabra “ofensiva” para mostrar su respeto y solidaridad con el joven chileno Daniel Zamudio, que fue asesinado en su país, por ser gay.

Sin embargo, contrario a lo que la banda publicó en su página de Facebook, en entrevista con La Opinión, Juan Francisco “Paco” Ayala, bajista y vocalista de la banda, argumentó que el tema será cantado completo.

“Vamos a cantar todas las canciones como son”, dijo Ayala. “Nosotros no censuramos nuestra propia obra”.

“Hablamos de una canción de cobardía, una canción de cómo fastidia la gente que manipula, la que tiene el poder para minimizar mensajes y sería absurdo autocensurarnos”, explicó durante la entrevista telefónica.

El músico explicó que “la connotación de la gente tiene otra finalidad porque el autor, que es Tito [Fuentes], no piensa en deformar su obra como fue creada, y, obvio, la letra va arriba de todo”.

Molotov, desde su primera publicación “¿Dónde jugarán las niñas?” (1997), llamó la atención por su lírica clara y directa. Los temas políticos, sexuales y el uso de palabras consideradas “malas” o “altisonantes”, los colocaron en el gusto de muchos y en el desprecio de otros.

El tema, incluido en ese primer álbum, fue uno polémico en su momento y la saga parece no acabar.

Ayala señaló que “no nos cansaremos de decir que respetamos los derechos de cada persona y la libertad que tiene la gente para escoger su vida como la quiera planear. [Pero] con ese mismo derecho exigimos que nuestra libertad no sea cuarteada y censurada”.

“El tema siempre fue —y seguirá siendo— compuesto a la gente cobarde y manipuladora. En ningún momento tiene una connotación homofóbica”.

Mónica Trasandes, directora de medios en español de GLAAD, comentó que no se trata de la intención con que haya sido escrito el tema, sino de lo que proyecta en la sociedad actual.

“Son palabras agresivas”, comentó. “Esta nueva postura [de la banda, de omitir la palabra] es triste, porque pudieron haber hecho tanto bien, tanto para educar, pero en vez de eso se enfocan en sus propias sensibilidades. Es una decisión egoísta”.

Sin embargo, aunque la lírica genera debate en diversos países, Molotov y la mayoría de sus seguidores parecen disfrutarlo sin problemas, como en la pasada edición de Reventón Súper Estrella, donde la banda lo cantó sin aparente molestia de los asistentes.

Había gays que cantaban y se autoseñalaban cuando esas palabras eran coreadas por las más de 15.000 personas en el Staples Center.

“Sabemos que no agrede”, aseguró Ayala. “Termina siendo uno de los temas que cantamos casi al final [de los conciertos], cuando la energía está a full, cuando la gente está precisamente [desenfrenada] y todo lo contrario, lejos de sentirse ofendida, la gente brinca y saca su ‘chamuco’ a través de la música, en un espacio donde hay hombres, mujeres, personas de cualquier género disfrutando de la música… Nosotros también exigimos un poco de respeto a nuestra libertad de expresión”.

Pero Trasandes señala que no se puede generalizar, “porque también habrá quién toma esas palabras con cierta intensidad”, dijo.

El grupo, después de 18 años de formación, no parece inquietarse aunque sí sorprenderse con la discusión.

Sin embargo, su temática seguirá igual. Eso lo dictan las nuevas canciones que, sin ser todavía grabadas en un nuevo disco, ya comienzan a generar reacción en sus presentaciones.

Temas como “Santo Niño de Atocha”, “Crazy Chola Loca” y “Goner” comienzan a ser coreadas.

“No hemos parado de [ir de gira], pero en algún momento tendremos que hacerlo para grabar y sacar el disco a finales del año”, adelantó el bajista.