Demanda a NYPD por muerte de bodeguero en El Bronx

Los familiares de Reynaldo Cuevas exigen una compensación económica de $25 millones
Demanda a NYPD por muerte de bodeguero en El Bronx
Ana Milagros Cuevas, madre de Reynaldo Cuevas, junto al abogado Sandford Rubenstein anunciaron ayer la acción civil por la muerte del joven.
Foto: EDLP / Humberto Arellano

NUEVA YORK — La madre de Reynaldo Cuevas, el trabajador de una bodega en El Bronx que cayó abatido por la bala de un policía que respondía a un robo a mano armada, anunció ayer una demanda civil de $25 millones por el incidente que acabó con la vida de su hijo.

“Ya que no le dieron justicia criminal a mi hijo, por lo menos que se le haga justicia civil para darle un buen futuro a mi nieta”, dijo entre lágrimas Ana Milagros Cuevas.

El hispano, de 20 años, recibió el balazo el 7 de septiembre del 2012.

El incidente ocurrió cuando tres individuos armados robaban la bodega Aneurys Deli Grocery, donde trabajaba Cuevas. El dominicano escapaba de la escena y se tropezó con los agentes de la Uniformada que respondieron a una llamada al 911 alertando de la emergencia.

Uno de los oficiales —Ramysh Bangali— disparó contra el joven pensando que era uno de los ladrones. El enfrentamiento quedó grabado en una cámara de seguridad y la Fiscalía de El Bronx decidió no acusar al policía.

En el recurso legal, que fue interpuesto en la Corte Suprema de la zona el 6 de agosto, figuran como demandantes la madre de la víctima y Jamie Nicole Cuevas Peña, de 4, hija del bodeguero.

La querella se presentó contra la Ciudad de Nueva York, el Departamento de Policía (NYPD) y Bangali.

La madre, de 52, quien ahora está desempleada, sostuvo en conferencia de prensa que, aunque el dinero no le va a devolver la vida a su hijo, por lo menos le va a ayudar a terminar de criar a la pequeña, quien vive en República Dominicana.

“Cuando hablo con ella (Jamie) me pregunta por su papá y que cuándo va a ir a visitarla”, narró la mujer. “La mamá le dijo que había muerto y que estaba cuidándola desde el cielo, pero ella es muy pequeña y no entiende eso”.

Sandford Rubenstein, abogado de la familia, indicó que ahora le toca a los residentes de El Bronx decidir qué beneficios deberían recibir los parientes y calificó el incidente como “negligente, temerario y descuidado”.

La apesadumbrada madre indicó a este rotativo que no está de acuerdo con las prácticas de NYPD porque son “discriminatorias” y que tiene esperanza que el nuevo alcalde tome en cuenta a los hispanos y a las minorías en general.

“Todavía no sé por quién voy a votar, pero el candidato ideal sería el que ayude a que se termine la discriminación y que cambie la forma en que trabaja la Policía. Que tengan mejor entrenamiento y no sólo que tengan el dedo en el gatillo para matar a los inocentes, como le pasó a mi hijo”, planteó Cuevas.

Indicó que no está de acuerdo con el programa de “Stop & Frisk” “porque sólo paran a los hispanos y morenos”.

La portavoz del Departamento Legal de la Ciudad indicó, por medio de un comunicado, que no han recibido los documentos del recurso, pero que reconocen que es un “caso trágico”. El NYPD no se expresó sobre la demanda.

Los presuntos ladrones —Orlando Ramos, Ernesto Delgado y Christopher Dorseyfueron arrestados y acusados por la muerte del trabajador.

Este 7 de septiembre se realizará una vigilia frente al negocio, a las 4 p.m., para conmemorar el primer aniversario de la muerte del joven.