Hallan cuerpos cerca de Ciudad de México

Tratan de establecer si son de los jóvenes desaparecidos de discoteca
Hallan  cuerpos cerca de Ciudad de México
Fotografía muestra una pancarta con algunos de los 12 jóvenes desaparecidos en un bar del centro de Ciudad de México, que fue mostrada por sus familiares durante una manifestación en esta ciudad.
Foto: efe

EDITORES: Añade comentario de esperanza de familiares de que no sean sus seres queridos. Agrega dos fotos. Con Fotos AP.

TLALMANALCO, México — Las autoridades mexicanas localizaron una fosa clandestina con varios cuerpos en las afueras de la ciudad de México y ahora investigan si los restos pertenecen a algunos de los 12 jóvenes secuestrados hace casi tres meses en un bar discoteca de la capital del país.

Sin embargo, varios familiares dijeron que todavía tienen esperanza de que se no trate de sus seres queridos desaparecidos en un caso que ha mantenido la atención tanto por el número de personas involucradas como la manera en que ocurrió, a plena luz del día.

El procurador capitalino Rodolfo Ríos dijo ayer en rueda de prensa que al menos siete cuerpos fueron recuperados de la fosa en Tlalmanalco, municipalidad del Estado de México, que bordea la capital, y que la identificación de las víctimas a partir de pruebas de ADN podría demorar al menos dos días.

Ríos dijo que los restos no pueden ser identificados sólo por la ropa y también se debe esperar a la autopsia para determinar la causa de muerte.

El funcionario dijo que dos personas que viven en la zona de Tlalmanalco fueron detenidas por autoridades federales cuando estaban cerca de la fosa, aunque no dio más detalles.

Cerca de 10 familiares de los desaparecidos entraron al lugar donde el procurador ofreció la rueda de prensa.

“Venimos a que nos informen primero a nosotros, que somos la parte afectada, y después a ustedes”, dijo Eugenia Ponce, quien se identificó como tía de Jerzy Ortiz, uno de los jóvenes desaparecidos.

Poco después, María Teresa Ramos, abuela de Jerzy, dijo a Milenio TV que aún tienen esperanza de que estén vivos y que los últimos tres meses han sido de angustia. “Diariamente nos vamos muriendo poco a poco”, afirmó.

Estamos “pensando en que no sean y que todavía los encontremos con vida”, acotó.

Las autoridades han pasado casi tres meses buscando a los jóvenes, que desaparecieron a plena luz del día el 26 de mayo a sólo una cuadra del concurrido Paseo de la Reforma de la capital.

Ricardo Martínez, abogado de algunos familiares de los jóvenes, dijo temprano que autoridades estatales y federales le notificaron que 13 cuerpos fueron encontrados en un rancho al sureste de Chalco. Martínez dijo que un sospechoso del caso llevó a las autoridades a dos fosas donde estaban los cuerpos.

La principal hipótesis de las autoridades es que el rapto fue resultado de una disputa entre dos grupos rivales de narcomenudeo en el barrio popular de Tepito, de donde son originarios la mayoría de los 12 desaparecidos.

Hasta ahora seis personas han sido arrestadas en el caso, incluido el propietario del bar, Ernesto Espinosa “El Lobo”, quien enfrenta un proceso por secuestro.

Entre los detenidos está otro copropietario del bar, un chofer y un guardia de seguridad.