Polémico cambio para evaluar universidades

Polémico cambio para evaluar universidades
El presidente Barack Obama visitó ayer la sede de Buffalo de la Universidad estatal de Nueva York donde reveló importantes medidas educativas.
Foto: ap

WASHINGTON, D.C. — El presidente Barack Obama propuso crear un nuevo índice para evaluar el desempeño de universidades. El gobierno espera completar este proceso antes que comience el año escolar en 2015.

El mandatario inició una gira en autobus que se extenderá hasta hoy, donde propuso una serie de medidas para bajar el costo de la educación superior, mejorar su calidad y ofrecer más información a los jóvenes sobre sus oportunidades de acceso.

La gira tenía programadas paradas en Buffalo Nueva York, Syracuse, Binghamton y Scranton, Pensilvania, siguiendo con el mismo estilo de eventos que ha desarrollado durante el verano para mover su agenda económica y política.

El nuevo índice busca premiar a las universidades que hacen un buen trabajo “y que no se dedican sólo a inscribir estudiantes”, explicaron funcionarios de la Casa Blanca.

Actualmente las universidades reciben fondos basados en inscripciones, eso incluye ayuda financiera federal y para fondos estatales.

La directora del Consejo de Política Doméstica, Cecilia Muñoz, explicó que los índices se desarrollarán en consulta con expertos y considerarán variables como si las universidades están inscribiendo a estudiantes diversos, si son accesibles y si los alumnos se están graduando o aprendiendo herramientas que les sean útiles en su vida laboral.

“Creemos que al generar y proveer esta información causaremos un impacto en el sector”, dijo Muñoz.

El Presidente perseguirá legislación para que al final de 2018, se asigne ayuda financiera basada en el nuevo índice. Esto se traducirá en que si un estudiante recibe ayuda federal tendrá incentivos para escoger las universidades que tienen mejor desempeño. Esto requerirá la aprobación del Congreso.

“La matrícula de las universidades públicas se ha triplicado en las últimas tres décadas, mientras el ingreso familiar apenas ha subido. Un estudiante se gradúa con una deuda promedio de $26,000”, explicó el subsecretario de prensa de la Casa Blanca, Josh Earnest.

En julio el “representante del pueblo” o Ombudsman de la Oficina de Protección Financiera del Consumidor, Rohit Chopra, aseguró que la deuda acumulada por los estudiantes superó los $1,200 millones.

De acuerdo al Centro para el Progreso Americano, sólo un 37% de los jóvenes son capaces de pagar sus préstamos. El 67% de los hispanos que se gradúan luego de cuatro años, dejan la universidad con deudas. En promedio los latinos obtienen 22,886 dólares en préstamos para financiar sus estudios.

El Presidente también está proponiendo un nuevo programa “Race to the Top” basado en educación universitaria, para incentivar a los estados a que financien a sus instituciones basados en el desempeño. Se pidió 1,000 millones de dólares al año en su presupuesto.

El Presidente propondrá un nuevo fondo de $260 millones que busca incentivar a las universidades para encontrar nuevas estrategias y métodos que mejoren su trabajo y resultados.