Político chino se declara inocente

EDITORES: Con AP Fotos.

JINAN, China/AP — El político chino caído en desgracia Bo Xilai negó ayer haber aceptado un millonariosobornos de empresarios, y contrapunteó a uno de ellos con la precisión de un abogado, como parte de una defensa inesperadamente vehemente en un juicio que busca dejar atrás el mayor escándalo en China en décadas.

La defensa parecía un último esfuerzo de la exestrella de la política por reparar la reputación que cultivó tan cuidadosamente de ser un hombre del pueblo. Los fiscales terminaron meses de suspenso sobre los detalles de sus cargos y presentaron una letanía de acusaciones que incluyeron una villa en Francia, un proyecto de globo de aire caliente y un club de fútbol, señalamientos que dan una idea de lo colorida que puede ser la corrupción en China.

Las declaraciones de Bo desplegaron el agudo sentido mediático del político sobre cómo quedar bien parado en situaciones difíciles. Agradeció al juez por dejarlo hablar, afirmó que fue presionado para confesar y se mostró arrepentido de forma selectiva.