EEUU pide cuentas a Siria por armas químicas

EEUU pide  cuentas a Siria por    armas químicas
Un convoy con inspectores de la Organización de Naciones Unidas (ONU) abandona el hotel Four Seasons de Damasco,Siria.
Foto: efe

Washington/EFE — El Gobierno estadounidense exigirá al régimen sirio que rinda cuentas por lo que calificó de “innegable” uso de armas químicas contra la población civil, aunque no quiso confirmar si ha decidido ya una intervención militar.

En una declaración ante los medios, anunciada a última hora, el secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, condenó el uso “indiscriminado a gran escala” de armas químicas contra civiles el pasado 21 de agosto, que causó más de un millar de muertos a las afueras de Damasco.

Esas víctimas se suman a los más de 100,000 fallecidos en dos años largos de conflicto en Siria y han llevado a la Casa Blanca a analizar en los últimos días la posibilidad de una intervención militar con sus socios internacionales en esa compleja guerra.

Kerry aseguró que los hechos de la semana pasada deberían estremecer la conciencia del mundo, al tiempo que opinó que pese a las excusas que algunos han creado, es innegable que el régimen de Bachar al Asad usó armamento químico, algo que para el presidente Barack Obama supone cruzar una “línea roja”.

El jefe de la diplomacia estadounidense consideró el uso de armamento químico una obscenidad moral y dijo que el régimen sirio deberá rendir cuentas por ello.

En un discurso que acentúa el tono más severo de Washington hacia Damasco, Kerry dijo ayer que las informaciones sobre el número de víctimas, los síntomas de heridos y fallecidos, los testimonios de primera mano de organizaciones humanitarias sobre el terreno indican que lo que nos gritan esas imágenes es real.

Mientras tanto, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, dijo que presentará una queja “contundente” al régimen sirio y a la oposición tras el ataque contra uno de los vehículos de su misión que investiga el posible uso de armas químicas.

“He pedido a mi alta representante para Asuntos de Desarme que presente una queja contundente al gobierno sirio y a las fuerzas de oposición para que esto no vuelva a ocurrir”, dijo Ban tras una conversación telefónica con la representante, Angela Kane, quien se encuentra de visita en Damasco.

Ban detalló que el vehículo de la misión fue atacado por un “francotirador no identificado”, tras lo cual pudieron regresar a Damasco, cambiar de coche y volver a los suburbios de la capital para continuar con su investigación.

“Visitaron dos hospitales, pudieron entrevistar a testigos, supervivientes y médicos, y recoger algunas muestras y ahora están volviendo a Damasco”, añadió el secretario general, según el mismo comunicado.