Gafas de Google en ojos de sus usuarios

Gafas de Google en  ojos de sus usuarios
Textos de miles de usuarios de Facebook han llegado a manos de los Gobiernos.
Foto: La opinion

SAN FRANCISCO — Los frikis informáticos no son las únicas personas que están usando las gafas Google Glass.

Entre quienes están probando el computador portátil de Google Inc. hay maestros, dentistas, médicos, conductores de radio, estilistas, arquitectos, deportistas y hasta el empleado de un zoológico.

Unas 10,000 personas ensayan una primera versión del dispositivo, similar a unas gafas, la mayoría de ellos seleccionados como parte de un concurso.

Para tener una idea de las ventajas y desventajas del dispositivo, se habló con tres propietarios de las gafas Google Glass que han estado usándolas desde hace un par de meses: Sarah Hill, una expresentadora de la televisión que ahora es defensora de los veteranos del ejército; David Levy, un entusiasta del senderismo y propietario de una pequeña empresa; y Deborah Lee, una madre y ama de casa.

Las Glass están diseñadas para funcionar como un teléfono multiuso, pero que se porta como unas gafas. Aunque parecen parte de una película de ciencia ficción, han captado la atención de un amplio rango de personas, no sólo de los entusiastas de la tecnología.

La característica favorita de los tres usuarios, de lejos, fue la cámara de manos libres que toma fotos y capta video gracias a comandos de voz. (Las imágenes también se pueden capturar al presionar un pequeño botón en la parte superior del marco derecho de las Glass).

También les gustó poder conectarse a Internet, que se logra al pulsar el marco derecho de las gafas para encenderlo y luego deslizarse en ese mismo lado para navegar un menú.

Ese menú les permite hacer cosas como obtener direcciones en los mapas de Google o encontrar información en su motor de búsqueda. La información se muestra en una pantalla transparente miniatura instalada justo encima del ojo derecho para permanecer fuera del campo de visión del usuario.

Entre las mayores deficiencias que citaron estuvo la corta vida de la batería, especialmente si se toma una gran cantidad de vídeo. Aunque Google dice que sus gafas deberían durar un día entero con una sola carga de la batería para el usuario promedio, Hill dijo que hubo momentos en los que se quedó sin energía después de 90 minutos o dos horas cuando estaba grabando un gran volumen de videos.