Máximo González sorprende en el US Open

El argentino avanzó a la segunda ronda en tres sets al vencer al polaco Jerzy Janowicz en el torneo de tenis
Máximo González sorprende en el US Open
Máximo González muestra el tatuaje con el nombre de su padre "Lito", fallecido hace cinco años y a quien le dedicó el triunfo.
Foto: EDLP / Nube Urgilés

NUEVA YORK – Máximo González sacó ayer la cara por Argentina al eliminar al polaco Jerzy Janowicz, cabeza de serie No. 14 del Abierto de Estados Unidos.

“Sorprendido, contento”, se declaró el tenista de 30 años, que avanzó a segunda ronda en tres sets: 6-4, 6-4 y 6-2. El sudamericano, que entró al último torneo de Grand Slam jugando un clasificatorio, dijo que si hace 10 días le preguntaban si podía ganar a Janowicz su respuesta hubiese sido “imposible”.

Pero, indicó que una vez en la cancha sintió que podía vencer, por las características de él y de su oponente. “Yo devuelvo muy bien y soy sólido en el fondo”, analizó. “El saca bien, y si le podía bloquear el saque sabía que podía tener un chance”.

Lo logró y tuvo la oportunidad de dedicarle este triunfo a su papá “Lito”, quien falleció hace cinco años. “Siempre tuve que luchar mucho en la vida”, indicó González, que está de regreso tras reponerse de una grave lesión en la rodilla, que lo mantuvo fuera de acción alrededor de cuatro años. “Creo que éste es un momento de seguir luchando”.

Esta “inesperada” victoria ayudará al tenista de Tandil a escalar posiciones. Ayer saltó a la cancha 13 del complejo “Billie Jean King” en el puesto 247.

El deportista consideró que la desconcentración de Janowicz le ayudó. “Estuvo enfocado en su espalda, en pelearse con los jueces, en quejarse con la gente”, sostuvo.

Al final del partido, Janowicz alegó que sentía dolor en la espalda, pero González refutó eso; dijo que de ser así el polaco no estuviera sacando la pelota a alta velocidad y que bien pudo retirarse antes de completar los tres sets.

González es otro de los “treintones” que siguen dando batalla en el circuito de la ATP. Roger Federer, aunque ha caído en la clasificación, es un ejemplo.

¿Por qué lo sigue haciendo?

“Por no tener que trabajar en Argentina. Por eso prefiero venir a jugar acá”, dijo soltando una carcajada.

En un tono más serio explicó que el hecho de jugar mucho tiempo lo llegó a cansar mentalmente, lo que se complementó con las lesiones, pero ahora regresa ayudado por “la motivación de jugar en un Gran Slam, jugar en ATP, y competir, que era lo que siempre me motivó de chico”.

El sudamericano señaló que luego de cuatro partidos, incluyendo los clasificatorios, se siente muy fuerte y motivado para entrar entre los 100 mejores del mundo.

Dijo que han pasado cuatro años desde que se lesionó. “Eso ya quedó atrás y ahora pienso disfrutar de los pocos años que me quedan en mi carrera y hacer lo mejor que pueda”.

Siendo uno de los “veteranos” del grupo de argentinos, aseguró que ahora su función es estimular a los tenistas que vienen subiendo porque aún les queda al menos una década para seguir jugando. “Hay chicos con mucho futuro, la verdad”, destacó.

Carlos Berlocq se unió a González en el carro de la victoria argentina, al vencer al colombiano Santiago Giraldo 6-3, 3-6, 6-7, 6-4 y 6-2, completando el juego que fue suspendido el lunes por lluvia.

En el otro lado de la moneda quedaron los “gauchos” Horacio Zeballos y Guido Pella. El primero cayó ante el francés Adrian Mannarino 6-4, 4-6, 2-6 y 1-6. “Al principio tenía mucha fuerza pero, lamentablemente, a la larga no me ayudó”, declaró el jugador, agregando que no le gusta dar excusas, pero sentía dolor de garganta y de cabeza.

Pella sucumbió ante el estadounidense Sam Querrey, cabeza de serie No. 26, por parciales de 7-6, 4-6, 6-1 y 6-2.

Este miércoles debuta Juan Martín del Potro, ganador del US Open de 2009 y clasificado número seis. Su rival es el español Guillermo García López. Este enfrentamiento será el segundo de la jornada en el “Arthur Ashe Stadium”.