Miles están aislados por nevadas

Lima/EFE — La intensa nevada caída en los últimos días en la región Puno, en el sureste de Perú, ha dejado más de 5,200 familias aisladas y alrededor de 12,000 camélidos muertos, informó ayer el alcalde de la provincia de Carabaya, Ronald Gutiérrez.

El alcalde explicó, en entrevista con Radio Programas del Perú (RPP), que “no hay cómo llegar vía terrestre” a varias localidades de Carabaya, donde han reportado “más de 1,200 casas caídas por las heladas”, caminos y trochas cubiertas por casi un metro de altura de nieve.

La capital de Carabaya, Macusani, está sobre los 4,000 metros sobre el nivel del mar y ha presentado temperaturas entre los 13 y 16 grados bajo cero en los últimos días.

El alcalde añadió que “se calcula que 12,000 cabezas de camélidos” han muerto por el intenso frío, pero que la secuela por las enfermedades y falta de alimento en la zona puede provocar el deceso de un total de 20,000 animales, entre alpacas, vicuñas y llamas.