Toyota Yaris híbrido con aires de grandeza

La marca japonesa presenta un prototipo de competencia basado en el hatchback, capaz de desarrollar hasta 420 HP
Sigue a El Diario NY en Facebook
Toyota Yaris híbrido con aires de grandeza
Tres motores dan la potencia digna de competencia al Toyota Yaris Híbrido.
Foto: Toyota

En la próxima edición del Salón de Frankfurt, Toyota develará ante el público masivo al Yaris Hybrid-R concept, un modelo que está basado en la estructura del Yaris de tres puertas convencional.

Sin embarco, combina las propiedades de un motor de gasolina con las de otros dos propulsores eléctricos. El eje delantero es impulsado por el motor de competición Global Race Engine, es decir, una maquina turbo con inyección directa de 1.6 litros y 4 cilindros que es capaz de generar hasta 300 HP.

Por su parte, en la zona trasera se alojan dos motores eléctricos de 60 HP cada uno que traccionan a las ruedas posteriores de forma independiente. Los dos motores eléctricos funcionan como generadores durante la fase de frenado, y complementan al motor de gasolina en las fases de aceleración.

Estos dos impulsores eléctricos se puede utilizar de forma independiente como generador o como motor. Por ejemplo, en una curva, el sistema puede enviar más par a la rueda trasera exterior para alcanzar más velocidad de viraje (curvas a velocidad media), aplicar más fuerza de frenado a la rueda interior (curvas rápidas), o incluso frenar y acelerar cada rueda por separado (curvas lentas).

Al igual que en el bólido de competición TS030 Hybrid, la energía recuperada en la fase de frenado se almacena en un supercondensador, un dispositivo que en comparación con la batería híbrida estándar, tiene una mayor densidad energética y una mayor velocidad de carga/descarga.

Si bien en este conjunto se logra un poder total de hasta 420 HP, lo cierto es que el nivel de potencia depende de la duración de la “entrega” de energía deseada.

Para ser más claros, en el modo de conducción de carretera, el supercondensador libera la energía recuperada durante el frenado durante un tiempo máximo de 10 segundos por carga y la potencia total de los dos motores eléctricos se reduce a 40 HP.

En el modo de circuito, los motores eléctricos traseros alcanzan una potencia máxima combinada de 120 HP durante 5 segundos por carga, debido a que en un circuito se acelera y se frena con mayor frecuencia.

Como si ya tres motores fueran poco, existe un cuarto que se aloja entre el de gasolina y la transmisión secuencial de seis marchas, y que tiene una doble función: por un lado alimenta al supercondensador durante la desaceleración; y por el otro, impulsa a los motores eléctricos posteriores cuando las ruedas delanteras se bloqueen a causa de tanta potencia, o sea, trabaja como si fuera un control de tracción.

Más allá de ver los grandes neumáticos y las prominentes tomas de aire frontales que se enseña el prototipo, para conocer mayores detalles habrá que esperar hasta el próximo 13 de septiembre, cuando abra sus puertas la edición número 65 del Salón Internacional del Automóvil de Frankfurt.