A la caza de joven hispana en Denver que mató a su madre

El parte policial describe a Isabella Guzmán como "armada y peligrosa" y dice que probablemente aún esté cerca de la vivienda donde ocurrió el crimen
A la caza de joven hispana en Denver que mató a su madre
Fotografía suministrada por la policía de Aurora, al este de Denver, que continúa buscando hoy a Isabella Guzmán, de 18 años.
Foto: EFE

Denver (CO) – La policía de Aurora, al este de Denver, continúa buscando hoy a una adolescente hispana que, según los primeros indicios, sería responsable por la muerte de su madre ocurrida anoche en un departamento de esa localidad, indicó a Efe el oficial Frank Fania, portavoz de la repartición policial.

Según Fania, la policía respondió este miércoles poco después de las 10 de la noche a una llamada de emergencia sobre una “pelea doméstica” en el sur de Aurora. Al ingresar al edificio, encontraron a una mujer apuñalada y en grave estado. La mujer, que no fue identificada oficialmente por las autoridades, falleció poco después.

Casi inmediatamente, la policía inició la búsqueda de Isabella Guzmán, de 18 años e hija de la víctima. El parte policial caracteriza a Guzmán como “armada y peligrosa” y probablemente aún en algún lugar cercano a la vivienda donde ocurrió el crimen, ya que la joven carece de auto propio y de dinero.

Anoche, la policía usó un sistema automático de llamadas para notificar a los residentes en un radio de 2,5 kilómetros que se mantuviesen en el interior de sus viviendas mientras se realizaba la búsqueda de Guzmán, para la que se empleó un helicóptero y equipos especializados. Sin embargo, la adolescente no fue hallada.

En rueda de prensa esta mañana, Fania confirmó que la víctima, una mujer de origen asiático, tenía por lo menos una herida de bala, pero, dijo, le corresponde al médico forense determinar oficialmente la causa de la muerte de la mujer.

Además, explicó que la escena del crimen era “horrible”, impidiendo a los uniformados que llegaron al apartamento determinar en un primer momento lo que allí había sucedido.

Esta mañana, hablando con los medios locales, Robert Guzmán, exesposo de la víctima y padre de Isabella, afirmó que su exesposa y su hija “se peleaban todo el tiempo” y que el día anterior a la pelea él recibió una llamada de su exesposa advirtiéndole que ella e Isabella “habían tenido una mala pelea”.

Según el padre, su hija y su exesposa con frecuencia trabajaban juntas en un negocio de propiedad de la mujer fallecida, en un conocido centro comercial de Aurora. La muchacha, dijo Robert Guzmán, abandonó sus estudios secundarios hace ya algún tiempo.

El padre dijo que la situación “le quebró el corazón” y que su hija “nunca apreció nada de lo que su madre hizo por ella”. En cuanto al paradero de la adolescente, éste especuló que su hija podría estar en la casa de algún excompañero de escuela.