Bajan solicitudes de beneficio de desempleo

EDITORES: Con AP Fotos.

WASHINGTON — El número de estadounidenses que solicita beneficios de desempleo seguía la semana pasada en su menor nivel de los últimos cinco años, una señal de que las empresas están haciendo menos recortes de empleados.

La cantidad de personas que solicita por primera vez el beneficio de desempleo declinó en 6,000 a los 331,000, informó ayer el Departamento del Trabajo. El promedio de cuatro semanas, una medida menos inestable, subió 750 a 331,250 después de haber descendido la semana pasada a su menor nivel desde noviembre del 2007.

Las solicitudes para beneficios de desempleo reflejan los despidos. En el peor momento de la recesión en marzo del 2009, el número era de 670,000. El promedio ha bajado en 10% este año.

En conjunto, casi 4,5 millones de personas recibieron beneficios de desempleo en la semana que concluyó el 10 de agosto, el último período de cifras disponibles. Eso significa un aumento de 30,000 más con respecto a la semana previa.

Aunque los empleadores reducen menos puestos de empleo, la mayoría debe comenzar a contratar con mayor agresividad. Menos despidos pueden ayudar a aumentar el número neto de empleos, aunque no haya aumento de contrataciones.

Los empleadores aumentaron un promedio de 192,000 empleos mensuales desde enero. Eso es suficiente para reducir gradualmente la tasa de desempleo, que bajó al 7.4% en julio.

La economía crece a un ritmo que podría ser muy débil para acelerar las contrataciones. Creció a un ritmo anual del 2.5% desde abril hasta junio, informó el gobierno ayer. Se trata de un aumento considerable con respecto al cálculo previo del gobierno del 1.75.

Es probable que el crecimiento no sea cuantioso durante el trimestre de julio a septiembre. El manufacturero y de la vivienda, dos importantes sectores de la economía, han mostrado señales de debilitamiento. El aumento de la tasa de interés podría contrarrestar la recuperación del sector vivienda, lo cual podría llevar a menor número de empleo en la construcción. Las ventas de casas nuevas bajaron en julio a su menor nivel en nueve meses. Y una medida de ventas pendientes de casa —que refleja el número de personas que firmaron contratos para comprar viviendas— cayó en julio. Eso deja entrever que las compras de casas puedan decrecer en los próximos mes

Las órdenes en cartera de las fábricas estadounidenses fueron menores en julio para los productos duraderos, una señal de cierta desaceleración de la producción manufacturera. En este rubro figuran productos como computadoras, equipos eléctricos y otros.