EEUU espera pruebas para decidir ataque a Siria

EEUU espera pruebas para decidir ataque a Siria
Un miembro del equipo de investigación de la ONU toma muestras de arena cerca de una parte de un edificio buscando pruebas del ataque con gas venenoso. Los inspectores estarán hasta el sábado en Siria.
Foto: AP

WASHINGTON/AP — El presidente Barack Obama encaró ayer un retroceso a un posible ataque militar contra Siria, porque legisladores cautelosos tanto en Estados Unidos como en Gran Bretaña exigieron más pruebas de que el gobierno de Bashar Assad fue el responsable de un presunto ataque con armas químicas. Aun así, podría haber una acción militar en cuestión de días.

Altos funcionarios estadounidenses programaron una reunión con los legisladores para presentar pruebas de que las fuerzas sirias mataron a cientos de civiles con armas químicas la semana pasada. Sin embargo, la evidencia clave es secreta, dijeron, lo cual sugiere que el público no verá el material más contundente que vincula al gobierno de Assad con el ataque.

Nuevos obstáculos parecían retardar la formación de una coalición internacional para actuar contra Siria o para aprobar lo que Estados Unidos decida hacer por su cuenta.

El primer ministro británico David Cameron dijo que su país esperará antes de unirse a una campaña militar hasta que un equipo de inspección de armas químicas de las Naciones Unidas dé a conocer sus resultados, probablemente no antes del fin de semana. En la ONU, Rusia bloqueó el proyecto de resolución británico de autorizar el uso de la fuerza.

Sin embargo, parece poco probable que los obstáculos entre los aliados, la postura de Rusia o el escepticismo en el Congreso frenen a Obama por mucho más tiempo.

El miércoles por la noche Barack Obama dijo que si bien aún no había decidido cuál será su respuesta, Estados Unidos ha llegado a la conclusión de que el gobierno de Assad perpetró un ataque con armas químicas “y de ser así, entonces debe haber algunas consecuencias internacionales”.

El gobierno prevé una teleconferencia para presentar un informe de inteligencia sobre Siria a los líderes de la Cámara y el Senado y los comités de seguridad nacional en el Congreso, dijeron funcionarios estadounidenses y asesores del Congreso. Más temprano, Obama se reunió con el líder republicano en la Cámara de Representantes, John Boehner, quien pidió al presidente presentar un caso más sólido sobre la justificación legal de cualquier ataque militar y su objetivo.

Muchos miembros del Congreso presionan a Obama para que explique por qué es necesaria una acción militar y mitigue los temores de que esa medida haga que Estados Unidos se inmiscuya más en la guerra civil siria.

Mientras tanto, el presidente sirio Bashar Assad aseguró ayer que su país “se defenderá ante cualquier agresión”, en una muestra de desafío a un posible ataque punitivo de potencias de Occidente debido a un presunto uso de gas venenoso que éstas atribuyen a su régimen.

Por su parte, los expertos en armas químicas de Naciones Unidas inspeccionaron por tercer día zonas en control de los rebeldes cerca de la capital Damasco.

Un video de un aficionado publicado en internet mostró a los inspectores de la ONU con máscaras protectoras revisando un edificio dañado. Uno de ellos tomó del suelo una muestra de polvo, la introdujo en un frasco y colocó éste en una bolsa de plástico.

La partida de los inspectores de Siria el sábado podría despejar el camino para una posible acción militar contra el régimen de Assad.