Jacqueline Díaz: compromiso por una causa

Jacqueline Díaz:  compromiso por una causa
Jacqueline Díaz dedicado parte de su tiempo libre a trabajar por los demás.
Foto: EDLPZaira Cortés

Nueva York — Guiada por sus padres y profesores, Jacqueline Díaz colabora en actividades comunitarias desde los 16 años, como parte de una búsqueda por conocer la realidad de los inmigrantes en el país.

De ascendencia colombiana y peruana, Díaz, una estudiante de Ciencias Políticas en Baruch College, se integró al equipo de académicos y colaboradores para realizar un reciente censo de flora y fauna en Central Park, pero su pasión está en la ayuda de las familias menos afortunadas.

A sus 19 años la chica acaricia un ambicioso sueño que nació como voluntaria de la organización Habitat for Humanity, que ofrece servicios y fondos para que familias necesitadas logren construir o mejorar sus propias casas. La chica cada año viaja a Boston y Pensilvania con otros estudiantes para auxiliar en los trabajos.

¿Cómo te integraste a Habitat for Humanity y cuál es la experiencia al convivir con familias que buscan ser dueñas de su propio hogar?

A mi secundaria acudieron organizadores de Habitat for Humanity buscando voluntarios para ayudar a las familias en los trabajos de edificación. Yo pensé que era mi responsabilidad devolver algo de lo que mi familia y yo hemos recibido en el país, mis padres conocieron las limitaciones en sus primeros años como inmigrantes.

La experiencia fue impactante y definió mis aspiraciones. Pude hablar con personas que vivían en una gran pobreza, me sentí muy triste. He visitado Perú y la gente piensa que los inmigrantes los pasan muy bien, con buenos trabajos y ganando mucho dinero, pero la realidad es otra.

Hay familias que sufren hambre, desempleo y abuso.

Conocer a estas familias me ayudó a madurar, a entender que educarme es una forma de garantizar a mi comunidad un mejor futuro, porque puedo tener acceso a puertas que ellos no pueden tocar y llevar sus voces para que sean escuchadas.

¿Cuál es tu sueño luego de convivir con familias necesitadas?

Al terminar la universidad, quisiera trabajar y buscar fondos para crear una organización parecida a Habitat for Humanity, que pueda asistir a familias en los países de mis padres. Desde los 16 años acudo a las actividades de la organización como parte de mi desarrollo humano, busco aprender y ganar experiencia para cuando llegue el momento de trabajar en mi sueño.

Creo que los jóvenes debemos integrarnos a actividades comunitarias para construirnos una personalidad fuerte, no debemos esperar a ser adultos para integrarnos al mundo real, afuera hay muchas necesidades.

¿En qué otras actividades comunitarias te has integrado?

Fui voluntaria luego de que el huracán Sandy devastara zonas cercanas a mi casa, en Queens. Mis amigos y familia no fueron afectados, pero fui testigo de la desesperanza de otras familias que los perdieron todo.

Con la colaboración de otros estudiantes llevamos comida y ayudamos a limpiar algunos sótanos. Al final de cada jornada terminé realmente cansada, fue un trabajo fuerte. El aporte fue muy poco para la gran necesidad que había en las casas destruidas. No puede continuar colaborando porque tenía que asistir a la escuela, pero intenté dar una mano en ese momento de desgracia.