Alejandro Fernández comparte sus ‘Confidencias’

Asegura que su nuevo disco será un parte aguas en su exitosa carrera
Alejandro Fernández comparte sus ‘Confidencias’
El cantante durante su entrevista con La Opinión sobre su más reciente disco que acaba de lanzar al mercado..
Foto: La Opinión - Archivo

Los Angeles — Cuando Alejandro Fernández (Ciudad de México, 1971) llega a la habitación del piso 12 de un lujoso hotel en Marina del Rey, todo parece tomar velocidad.

La maquillista sale de donde está para hacerle el retoque, las publicistas en seguida dirigen a la periodista que hará la entrevista, para no hacerlo esperar.

“El Potrillo” es un divo. No hace falta que lo diga o lo acepte.

Antes de entrar a la habitación sólo hay una condición para los periodistas: no posará parado. Todas las fotos deben ser tomadas cuando él esté sentado.

Es impecablemente cuidadoso con su imagen. Al menos para todo lo que conlleva con el estreno de su disco “Confidencias”.

Pero “El Potrillo”, como siempre, luce bien. Ahora sin canas, con nuevo corte de pelo y mucho más delgado.

Fue un día de entrevistas para algunos medios de comunicación de Los Ángeles, entre ellos La Opinión.

El discurso era prácticamente el mismo para todos. Incluso para los que quisieran seguir con lo del tema de las supuestas cirugías en los ojos, que en días pasados era la comidilla de las revistas y programas de farándula.

Fernández lucía sereno. Tranquilo, amable, sonriente y paciente. No había en él ni una pizca de preocupación. Habló de su padre con todos, pero nunca dijo que estuviera hospitalizado —quizá porque el peligro había pasado—. Estaba en lo suyo.

Llegó con una puntualidad que muchos la envidiarían. Estaba por recibir al segundo grupo de periodistas y con ello finalizaba su encuentro con los medios.

¿Acostumbra a ser tan puntual? “Sí, lo soy normalmente. Me gusta la puntualidad”, responde, mientras le dan el último retoque con maquillaje.

“Confidencias” es el álbum de covers (algunos de ellos junto a Vicente Fernández, Rod Stewart y Cristina Aguilera) que, recién estrenado, ya le había generado reconocimientos por parte de su disquera (Universal Music), como discos de oro y platino por las altas ventas.

En 2009, con “Dos mundos”, fue el último trabajo de estudio y tiempo después presentó a la disquera la propuesta de grabar un disco de covers y lo aceptaron.

“Sabíamos que iba a ser un disco difícil porque iba a ser de hits muy fuertes. Pero había que superarlos o igualarlos y encontrarles un sonido que le diera esa finura”, comentó “El Potrillo”.

Fue producido por Phil Ramone, quien fue productor de figuras como Frank Sinatra, y quien siempre fue la primera opción para supervisar el sonido del álbum.

“Confidencias” fue la última producción de Ramone antes de morir en marzo de este año.

¿Qué recuerdos le traen estas canciones?

A mi madre. Ella fue el hilo conductor a todas estas canciones. De niño las cantaba… yo fui un niño muy travieso y a mi mamá le daba miedo dejarme en casa. Así que andaba a todos lados con ella y escuchaba su música cuando andábamos en el carro.

¿Con qué tema inició todo?

“Hoy tengo ganas de ti”, de Miguel Gallardo, lo traía en la cabeza y fue el que me llevó a encontrar el resto.

¿Cómo fue que Phil Ramone aceptó?

No recuerdo exactamente por qué razón Phil conocía de mi trayectoria y de la de mi papá. Dijo al presidente de la disquera que sabía perfectamente de quién le estaban hablando.

Su voz está diferente. ¿Era la intención?

Si, queríamos algo totalmente diferente a lo que había hecho. Tanto en la dicción, como en la voz.

Hay temas que erizan la piel. ¿Le pasa lo mismo cuando los escucha?

Sí, claro. Todavía me pasa. Sigo escuchando el disco y me sigue vibrando. De hecho, para que suceda eso que te pasó, a mí tiene que pasarme primero.

¿Le sorprendió la propuesta de Phil de cantar estos temas con ‘big band’?

De hecho nosotros se lo propusimos. Yo tenía este proyecto en mente desde hace mucho tiempo.

Ya dijo su papá que era el mejor disco de su carrera…

Yo también lo creo. Creo que va a marcar un parte aguas en mi carrera, como en su momento lo fue Como quien pierde una estrella, un hit internacional, y como lo fue Me estoy enamorando, mi primer disco pop.

¿Se hizo amigo de Rod Stewart?

Fíjate que no lo conocí. Este trabajo fue labor de la disquera. Fueron con su agente, le enseñaron el proyecto porque ya estaba terminado, le hablaron de mi trayectoria y de lo que sería el disco una vez publicado y aceptó. Grabó su parte y luego se juntaron las voces.

¿Le molesta que le pregunten sobre lo que se hizo o no hizo con su imagen?

[Sonríe] No, no me molesta. Cada que voy a sacar un disco salen con algo nuevo. Siento que me quita más tiempo dar explicaciones.