Hora de definiciones en Europa

Hora de definiciones en Europa
El técnico de España, Vicente del Bosque, da instrucciones a sus jugadores antes del juego contra la selección de Finlandia.
Foto: efe

Madrid/efe — Las selecciones de Alemania, Holanda e Italia intentarán sellar en los próximos encuentros de clasificación su pase al Mundial de Brasil, que prácticamente tienen al alcance de la mano si ganan sus respectivos compromisos.

Los tres países tendrán puestos todos los focos de atención mientras España, vigente campeona, dará un paso hacia delante si consigue ganar a Finlandia. Su máximo rival, Francia, a un punto de distancia, visitará Georgia y Bielorrusia. Si gana los dos partidos, se pondrá por delante del equipo de Vicente Del Bosque, que ha sufrido las bajas inesperadas de Iñigo Martínez y Sergio Busquets.

En otro grupo, el B, el líder, Italia, podría sellar prácticamente su pase si gana en casa a Bulgaria, su más inmediata perseguidora a cuatro puntos de distancia.

Italia recibirá después a la República Checa, que aún lucha por alcanzar la segunda plaza. Se encuentra a un punto de Bulgaria y tampoco tiene mucho margen de error. En segundo plano están Armenia y Dinamarca, que aún optan a la repesca.

Mientras, Alemania, que recupera en la convocatoria a Schweinsteiger, Kroos y Goetze, salvo sorpresa, certificará su destino en el grupo C. Líder en solitario, con cinco puntos de ventaja sobre el trío de segundos, Austria, Suecia e Irlanda, prácticamente estaría clasificada si gana a los primeros y a las Islas Feroe.

Austria, aparte de visitar Alemania, recibirá a Irlanda, mientras que éstos últimos se enfrentarán también a Suecia como locales. Los suecos, con Zlatan Ibrahimovich al mando, tendrán un fácil compromiso con la desahuciada Kazajistán.

También Holanda tiene la clasificación en la mano. Si gana sus dos compromisos con Estonia y Andorra, será mundialista. Saca siete puntos al segundo, Hungría, a falta de doce por disputar.

Más emocionante será la lucha entre Hungría, que no acude a una cita mundialista desde México 1986, y Rumanía, que es tercera a un punto de los magiares. Ambas se enfrentan entre sí y después Rumanía se verá las caras con Turquía, aún con opciones al segundo puesto, y los húngaros reciben a Estonia, que sigue viva, con seis puntos, pero a punto de perder todas sus opciones.

En el grupo A, a falta de cuatro partidos, Bélgica y Croacia siguen luchando por hacerse con el primer puesto que da derecho a acudir al Mundial de forma directa. Sólo un punto separa a los croatas de los belgas, que visitarán a un rival teóricamente menor. Croacia jugará a domicilio ante Serbia, que apura sus últimas opciones de acabar segundo.

En el grupo E Suiza, con 14 puntos, saca cuatro a Albania, cinco a Islandia y seis a Noruega. Si los helvéticos ganan sus dos partidos, estarán presentes en su décima cita mundialista.

El protagonista del F será Portugal que, de momento, es líder con catorce puntos, dos por encima de Rusia, que tiene un partido menos. El equipo de Cristiano Ronaldo no puede fallar en el único encuentro que disputará ante Irlanda del Norte, que no se juega prácticamente nada. Rusia recibirá a Luxemburgo y podría colocarse primera si gana a Israel en Moscú.

En el G, Bosnia y Grecia optan al pase directo. Los primeros tienen 16 puntos y vivirán un doble enfrentamiento ante Eslovaquia, que aún puede alcanzar el segundo puesto. Los segundos han conseguido 13 puntos y visitan a la selección de Liechtenstein y recibe a Letonia.

El H tampoco está resuelto. Inglaterra opta al liderato, y lo conseguirá si gana sus dos partidos a Moldavia y Ucrania. Se lo arrebatará a Montenegro, líder con dos puntos de ventaja sobre los británicos, pero con un partido más.