Padres en NYC agobiados por costoso inicio de curso escolar

La crisis económica tiene a muchos buscando la forma de estirar su dinero para poder cumplir con la lista de útiles requeridos
Padres en NYC agobiados por costoso inicio de curso escolar
El aumento en los precios de los artículos para el regreso a la escuela tiene a los padres haciendo malabares.
Foto: Mariela Lombard / EDLP

NUEVA YORK — Además de los clásicos lápices, bolígrafos, y hojas de papel, los padres que preparan el comienzo del curso escolar de sus hijos en la Ciudad de Nueva York se encuentran en la difícil tarea de completar una lista de útiles que cada año es más larga y cuesta más dinero.

En una época de recortes presupuestarios, la mayor parte de estos centros públicos en NYC optó por enviar el registro, los cuales, dependiendo del grado, llegan a superar la treintena de artículos. En muchos casos no se trata sólo de cubrir las necesidades individuales del alumno, sino las del aula en general.

“Entiendo que las escuelas pasan por un momento difícil, pero no tenemos que pagar los padres”, expresó Alejandro Barroso, que tiene a un niño matriculado en una escuela en Sunset Park, en Brooklyn. “Me he gastado más de $200 y sé que más de la mitad de las cosas no las va a acabar utilizando mi hijo”.

Las listas, que en algunas escuelas se pueden consultar en línea, incluyen muchos productos de higiene, carpetas de varios colores, complementos tecnológicos (auriculares para iPad, flash-drives) e incluso suscripciones a revistas.

Kenida Rosa, que tiene a cuatro hijos matriculados en la P.S. 60 de Woodhaven, en Queens, se quejó que completar la compra le cuesta el doble que hace unos años.

“Al final tengo que pagar unos $450 por cada uno”, se quejó Rosa. “Y eso es un abuso, porque uno no gana mucho dinero”.

Andolina Collado tiene a su hija matriculada este año en una escuela charter en el Alto Manhattan, y aunque se sigue el mismo procedimiento que en las escuelas públicas, dijo haber encontrado más ayudas.

“Yo no pude comprar nada porque con lo que gano, no me llega ni para la renta”, manifestó Collado. “Pero hablé con la escuela, ellos me dijeron que no me preocupara y me dieron incluso gratis tres camisetas de uniforme”.

El Departamento de Educación indicó que cada escuela cuenta con su propio presupuesto para destinar a este fin, y que la decisión de enviar los registros las toma cada plantel de manera individual.