Bajan las peticiones por desempleo

Bajan las peticiones por desempleo
Carlos García acude a las oficinas del Empleo, en Washington, a buscar trabajo.
Foto: ap

WASHINGTON — El número de estadounidenses que solicita beneficios de desempleo bajó 9,000 la semana pasada a un ajuste de temporada de 323,000 desempleados, cerca de su nivel más bajo desde junio del 2008.

La cifra demuestra que los empleadores están despidiendo menos personal, en una señal alentadora un día antes del reporte de empleos del gobierno correspondiente al mes de agosto.

Las solicitudes semanales están a sólo 1,000 desempleados sobre el nivel de baja de hace cinco años, informó ayer el Departamento del Trabajo. El índice de cuatro semanas, una medida menos inestable, declinó 3,000 a 328,500. Es el punto más bajo desde octubre del 2007, dos meses antes que comenzara oficialmente la Gran Recesión.

Una encuesta privada que fue divulgada por la empresa ADP que procesa información sobre salarios, mostraba que los negocios agregaron 176,000 empleos en agosto, casi igual que el promedio mensual en el año.

Si se combinan los dos reportes señalan una mejoría continua en el mercado laboral, un factor que la Reserva Federal tomará en cuenta cuando vuelva a sesiona a fines de este mes a fin de estudiar si reducirá la compra mensual de bonos. Muchos analistas creen que la Fed reducirá su compra de bonos, cuya intención ha sido mantener bajas las tasas crediticias a un bajo nivel casi récord.

Las solicitudes para los beneficios de desempleo están directamente relacionadas a los despidos. Han descendido en un 5% en los últimos dos meses, aumentando la esperanza de que las contrataciones pudieran cobrar fuerza.

“A las empresas les preocupa cada menos la reducción de costos laborales y podrían estar más cómodos si los aumentan”, destacó Jonathan Basile, un economista de Credit Suisse.

Los economistas pronostican que el reporte de empleos de agosto reflejará un agregado de 177,000 puestos, un alza con respecto a los 162,000 en julio. La tasa de desempleo se prevé que continuará en 7.4%.

Pero la tasa de desempleo sigue muy por encima del 5% al 6% relacionado con una economía normal. En suma, gran parte del crecimiento neto de empleos en lo que va del año se debe a que hay menos despidos en vez de que haya más personal contratado.