El Tri se juega la vida en el Azteca

El Tri se juega la vida en el Azteca
Oribe Peralta (19) hará parte de la nómina titular de México para su vital juego ante Honduras.
Foto: ap

México/EFE — México, que no ha podido ganar de local en el hexagonal final de las eliminatorias, se jugará hoy gran parte de su futuro inmediato al recibir a Honduras, que aspira a dar un ‘Aztecazo’ en busca de un plaza directa al Mundial de Brasil.

Con Estados Unidos como líder con 13 puntos y Costa Rica segundo con 11, el tercer puesto, el que da el último boleto directo a Brasil 2014 desde la Concacaf, es asunto que inquietan a México (8) y Honduras (7).

El cuarto de la clasificación, que en este momento tiene Honduras, gana el derecho a jugar una repesca con el campeón de las eliminatorias en Oceanía.

El objetivo del equipo de México será buscar una victoria que le permita consolidar su tercer lugar y ampliar su ventaja sobre Honduras, aunque para ello deberá superar los fantasmas que le han perseguido como local en esta fase de clasificación y que han mojado la pólvora de sus jugadores llamados a marcar goles. El histórico peso del estadio Azteca se ha hecho trizas en el 2013 en el que México no ha podido ni anotar ni ganar a sus rivales. Empató 0-0 con Jamaica, el 6 de febrero; con Estados Unidos el 26 de marzo, y frente a Costa Rica el 11 de junio.

La falta de goles preocupa tanto como la ‘empatitis’ que México intentará romper en este partido decisivo para su presente y el futuro del técnico José Manuel de la Torre, que recién superó una moción de censura.

Para romper esta sequía de goles y ganar de local, De la Torre ha convocado a toda su plantilla titular a partir de Javier ‘Chicharito’ Hernández, Andrés Guardado y Giovani dos Santos.

Además, De la Torre ha sumado a dos jugadores nacidos en argentina y nacionalizados mexicanos: Christian ‘Chaco’ Giménez y Damián Álvarez, con los cuales pretenderá darle una sacudida al equipo para poder vencer a Honduras.

La selección de Honduras, que dirige el colombiano Luis Fernando Suárez, llegará a México con el tiempo mínimo que le exige el reglamento procedente de la ciudad estadounidense de Fort Laudardale, donde se ha preparado para este encuentro en el Azteca.

Suárez llevará a México una formación con catorce hondureños que juegan en otros países y entre los que destacan el regreso del defensa Edgar Álvarez y de los delanteros Jerry Bengtson y Georgie Welcome.

Honduras sabe que el partido en el Azteca será determinante para el futuro y su equipo llegará con la idea firme de obtener un buen resultado en el estadio Azteca, donde nunca ha ganado.