Masacre en pueblo indígena de Guatemala

Masacre en pueblo indígena de Guatemala
Una mujer llora cerca a una escena del crimen donde al menos diez personas fueron tiroteadas, entre esas su hermano, por un supuesto grupo de pistoleros.
Foto: efe

SAN JOSE NACAHUIL — Por lo menos 10 personas murieron y 19 resultaron heridas cuando desconocidos dispararon desde autos en movimiento a tres cantinas en un poblado indígena de la región central de Guatemala.

El portavoz de los bomberos de la zona, Sergio Vásquez, informó ayer que los ataques se registraron el sábado por la noche en el poblado indígena de San José Nacahuil, al noreste de la capital guatemalteca.

“El ataque fue directo a las cantinas… entre los heridos hay varios niños”, expresó. Vásquez informó que por lo menos 20 ambulancias y llegaron al lugar y 50 bomberos están trabajando con las víctimas. Atribuyó la presencia de los niños en los locales se debe a que residen en los mismos.

La localidad poblada por indios de la etnia cackchiquel está ubicada entre montañas, de muy difícil acceso con caminos de tierra sin asfaltar.

Según Vásquez, no hay detenidos y las autoridades investigan los motivos del ataque que dejó 10 muertos y 19 heridos.

Las autoridades que llegaron a la localidad señalaron diversas líneas de investigación en las que podrían estar involucradas pandillas locales.

El ministro de Gobernación Mauricio López Bonilla declaró que el sábado se recibió una denuncia telefónica anónima desde la población “en la que decían que tenían temor de que hubiera un ataque. Enviamos una patrulla y constataron que todo estaba bien y la patrulla se retiró. Una hora después sucedió el ataque con los resultados que ya vimos”.

“Nos extrañó mucho porque es una comunidad muy bien organizada”. Relató que la población no cuenta con seguridad pública porque los mismos moradores incendiaron la subestación policial en 2007 por no estar de acuerdo con los métodos policiales.

Es una comunidad con bajos índices delincuenciales y el ministro no descartó la intervención de pandillas locales.

“Al parecer los atacantes habrían entrado a pie, Se robaron un vehículo de una persona de la comunidad, cometieron el ataque, huyeron y dejaron el vehículo abandonado a unos kilómetros de aquí”.