Catrachos con actitud ganadora

Catrachos  con actitud ganadora
Honduras celebró como nunca su histórico triunfo ante México.
Foto: ap

Tegucigalpa/EFE — Alentada por la hazaña de haber vencido el viernes 1-2 por primera vez a México en el estadio Azteca, la selección de Honduras espera hoy imponerse a Panamá en Tegucigalpa, en partido de la octava jornada del hexagonal de la Concacaf para el Mundial de Brasil 2014.

El entrenador del equipo hondureño, el colombiano Luis Fernando Suárez, reiteró que el histórico triunfo ante México “de nada servirá si no se clasifica al Mundial de Brasil” y elogió la “actitud” de sus jugadores para dar el ‘Aztecazo’ en la capital mexicana.

“Tenemos que ganar los dos (partidos) que siguen”, contra Panamá y Costa Rica, enfatizó Suárez.

Añadió que un triunfo ante Panamá le permitiría a Honduras alejarse seis puntos de ese rival, y que espera llegar al último partido, de visitante, contra Jamaica, con la clasificación asegurada.

Suárez enfatizó que contra Panamá no hay que descuidar ningún aspecto porque es un rival difícil, igual que el resto de países que compiten en el circuito de la Concacaf.

Con el triunfo ante México, Honduras saltó al tercer lugar del hexagonal con diez puntos, mientras que los mexicanos se quedaron con ocho y Panamá llegó a siete tras empatar sin goles, de local, ante Jamaica, el viernes.

Hasta ahora la única variante segura que tendrá Honduras ante Panamá es la del defensa central Víctor Bernárdez, que no podrá jugar por acumulación de cartulinas amarillas y sería sustituido por Osman Chávez.

La selección de Panamá, que dirige Julio César Dely Valdés, llegó ayer a Tegucigalpa obligada a ganarle a Honduras, a la que venció por 2-0 en el partido de ida, en marzo pasado.

Para el juego de hoy el equipo panameño ha recuperado a su capitán, el defensa Felipe Baloy, quien en la víspera dijo que “hoy vamos a matarnos” frente a Honduras.