Dan paso a productores privados

LA HABANA/AP — Las autoridades cubanas autorizaron a los usufructuarios y campesinos privados a vender de manera directa a hoteles y centros turísticos, un pequeño paso en la descentralización económica emprendida hace tres años por el gobierno.

Una nueva ley publicada ayer en la Gaceta Oficial abrió la posibilidad de que productores privados tuvieran su propia cartera de clientes e hicieran con ellos negociaciones directas para colocar sus mercancías.

“La resolución entrará en vigor el 21 de octubre de 2013”, determinó la nueva norma.

El presidente Raúl Castro comenzó una política de reformas económicas en 2010 y entre las medidas tomadas para incrementar la eficiencia en el agro estuvo la de entregar tierras ociosas a campesinos, pero estos debían inicialmente comercializar su mercadería a través de un sistema de acopio estatal.

Posteriormente en 2011 entraron en vigencia normas por las cuales las empresas agrícolas estatales y los cooperativistas estaban autorizados a firmar contratos con los centros turísticos u hoteles, pero no los productores privados, usufructuarios y pequeños campesinos.

“Luego de una primera etapa se perfeccionan los mecanismos de gestión y se contribuye en el empeño de aprovechar mejor las posibilidades productivas del sector, poniendo en igualdad de condiciones a todos sus actores”, dijo por su parte el periódico oficial Granma.

El turismo y los servicios extra hoteleros son uno de los motores de la economía cubana. Por este rubro el país recibe cada año unos $2,500 millones de ingresos.

Los campesinos y usufructuarios, al igual que las cooperativas y empresas agrícolas estatales que comercien con hoteles y centros turísticos, lo harán en pesos cubanos, una de las dos monedas que circulan en Cuba y que se cambia a 24 unidades por un dólar.

La resolución también establece que las instituciones bancarias retendrán 5% del valor de las ventas como parte del Impuesto sobre los Ingresos Personales.