Padres en NYC inician año escolar con problemas

La vuelta a la escuela fue un poco caótica para muchos padres que fueron a inscribir a sus hijos en el último momento
Padres en NYC inician año escolar con problemas
Padres hicieron largas filas para tratar de inscribir a sus hijos en el primer día del año escolar.
Foto: EDLPJosé Acosta

NUEVA YORK — Mientras la mayoría de estudiantes vivió el inicio del año escolar con el bullicio y nervios habituales, la experiencia resultó caótica para muchos padres que fueron a inscribir a sus hijos de último minuto.

En el campus de la Theodore Roosevelt en El Bronx, donde funcionan seis pequeñas escuelas secundarias y una intermedia, se veían largas filas de decenas de padres que trataban de inscribir a sus hijos en el primer día de clases, en el Centro de Inscripción de Estudiantes del Departamento de Educación, DOE.

“Yo vine con mi hijo de California hace dos meses y aunque he intentado inscribirlo tres veces aún no he podido”, dijo Adriana Hilario, quien tras esperar cinco horas para inscribir a su hijo, Cruz Chávez, de nueve años, le dijeron que le faltaban documentos.

“La primera vez me dijeron que sólo necesitaba el recibo de electricidad como prueba de dirección y hoy (ayer) me dicen que tengo que traer el contrato de alquiler de la persona que me alquila el cuarto donde resido”, señaló la madre.

Otras personas se quejaron de retrasos e ineficiencia. Gertrudis Rodríguez sí pudo inscribir a su hijo Dariel, de 10 años, pero después de esperar más de cuatro horas. Dariel era alumno de una de las escuelas católicas cerradas por la Arquidiócesis de Nueva York por falta de fondos, la St. Jerome, en Mott Haven.

Según reveló su madre, cuando ella intentó inscribirlo en otra escuela católica, “no me aceptaron la beca que le habían dado los sacerdotes y lo tuve que apuntar en una pública porque no gano lo suficiente para pagar la matrícula”.

El problema de Karen Núñez fue que pese a que sus dos hijos son mellizos, tienen 10 años y cursan el sexto grado, “el Distrito 10 me los envió a escuela diferentes, muy lejos una de la otra”.

“Ahora tengo que partirme en dos para recoger a mis hijos”, dijo Núñez, madre de Jorge y Geovanny. “Uno asiste a la East Fordham Academy for the Arts, localizada en la calle 184 y Morris, y el otro a la West Bronx Academy for the Future, cerca de Fordham Plaza, separadas a más de 12 cuadras una de otra”, indicó.

La madre dijo que pidió una transferencia para tener a sus mellizos en la misma escuela, y el Distrito le dijo que tiene que esperar unos dos meses para hacer el cambio. Su hijo Jorge dijo que el primer día de escuela fue normal, “y lo único nuevo que me dijeron es que este año me van a dar Geometría”.

Todos los estudiantes consultados dijeron que el primer día no les hablaron del sistema Common Core, que será implementado en las escuelas neoyorquinas este año, mediante el cual se busca incrementar sustancialmente los niveles de exigencia y evaluación en inglés y matemáticas para asegurar que los alumnos lleguen mejor preparados a la universidad.

“Como el Common Core es más una estrategia de enseñanza, uno no le habla de ello a los alumnos”, dijo el maestro Rubén Sánchez, que imparte Literatura y Lenguaje avanzados en la escuela secundaria Manhattan Bridges.

“Con este sistema, en lugar de los estudiantes leer una novela, se toma un fragmento de novela y se le dedica más tiempo para desmontar el contenido del fragmento”, explicó el maestro. “Primero van a empezar con inglés y matemáticas, pero luego se va a aplicar en todas las materias”.

Michael Mulgrew, presidente del sindicato de maestros UFT, dijo en un comunicado que el DOE no mantuvo su promesa de entregarle a las escuelas al inicio del año escolar el material para implementar el plan de estudios avanzados, que incluye el material para el Common Core.

“Hemos recibido quejas de escuelas de toda la ciudad, en cada condado, de que los maestros todavía no tienen las herramientas que necesitan para impartir docencia”, dijo Mulgrew.

Mensajes al Departamento de Educación para tomar una reacción no fueron contestados al cierre.