Latinos que quedan en Concejo de NYC tras las primarias

El número de hispanos en el órgano legislativo municipal seguirá siendo de 11, con la única diferencia que tendrá más hombres (seis) que mujeres (cinco)
Latinos que quedan en Concejo de NYC tras las primarias
El sillón del Distrito 53 será ocupado por Maritza Dávila.
Foto: Suministrada

Nueva York — Aunque las elecciones primarias municipales trajeron cambios sustanciales entre algunos candidatos latinos, la influencia hispana en el Concejo y en la Asamblea Estatal seguirá siendo prácticamente la misma.

De acuerdo a los resultados del martes, todos los concejales hispanos demócratas que agotaron su mandato o no recibieron la confianza de nuevo de los votantes, serán reemplazados por candidatos también hispanos.

“El poder institucional de los hispanos en la Ciudad se va a mantener estable, lo que no es una buena noticia, porque su influencia legislativa seguirá siendo poca”, dijo Carlos Vargas Ramos, investigador del Centro de Estudios Puertorriqueños de Hunter College.

“Los latinos no han llevado la batuta en el Concejo, y ahora además llega una nueva hornada de candidatos hispanos que deberá coger experiencia”, agregó.

El número de hispanos en el órgano legislativo municipal seguirá siendo de 11, y la única diferencia es que ahora se pasará a tener más hombres (seis) que mujeres (cinco). Eso, independientemente de lo que pase en las elecciones municipales generales del 5 de noviembre, ya que en las escasas contiendas en las que un candidato demócrata latino va a tener rival, éste será siempre asimismo hispano.

La gran perdedora hispana de las primarias fue Sara González (Distrito 38 – Sunset Park y Red Hook). La única concejal titular latina que pierde su sitio lo cedió en favor de Carlos Menchaca, primer concejal de origen mexicano de la historia de Nueva York.

“Normalmente, para que un concejal titular pierda su sitio tiene que verse envuelto en un escándalo o cometer un delito, lo que no es el caso de Sara González, y por eso sorprende más que haya perdido”, expresó Vargas-Ramos.

Otros concejales titulares hispanos se vieron afectados por la redistribución electoral de distritos y, aunque no perdieron su sitio, sí vieron reducidos sus apoyos, como en el caso de Melissa Mark-Viverito (Distrito 8 – East Harlem, Mott Haven).

“El movimiento de blancos al norte de Manhattan y El Bronx, combinado con la redistribución, está haciendo que políticos puertorriqueños pierdan su influencia histórica”, señaló el experto político.

En cuanto a las elecciones especiales a la Asamblea Estatal que se celebraron tras las dimisiones de Vito López y Nelson Castro por sus respectivos escándalos, las vacantes también irán a parar a hispanos.

El sillón del Distrito 53 de López será ocupado por Maritza Dávila, y el del Distrito 86 de Castro se lo disputan en el recuento de votos Víctor Pichardo, Héctor Ramírez y Yudelka Tapia. El que salga finalmente ganador se batirá al republicano René Santos en las generales.