‘Nadie se recobra de esto’

‘Nadie se recobra de esto’
José González
Foto: EDLPMARIELA LOMBARD

MANHATTAN — Los alrededores de la Zona Cero eran ayer un reencuentro de sobrevivientes, familiares de los muertos y visitantes. El mayor escalofrío lo producían los aviones comerciales que sobrevolaban la zona trayendo a la memoria la imagen del avión hacia las torres.

Dulce Lora trabajaba en Century 21 y acudió acompañada de sus sobrinos Katherine y Robert Peguero, de 13 años, que han venido de República Dominicana. Para ella “la reconstrucción está muy lenta y deberían haber hecho las mismas torres que había antes”. Piensa que el comercio ha decaído “a las 9 p.m. esta zona está muerta”. Vuelve todos los aniversarios por esos bomberos, policías, personas…. “¡Ahí mismo! vi a un bombero que cayó, eso era terrible”.

Para Katherine es una parte de la historia que le parece triste y que conoce porque se la ha contado su tía. Roberto acredita también a su tía y a los documentales. “Aunque triste es esperanzador porque muchos arriesgaron su vida para salvar a otros”. Agregó que lo que más le impresiona “es que la gente se tiraba de las torres y cuando caían se les explotaba la cabeza y los huesos se les desbarataban”.

José González era bombero y estaba en la torre 1: “No se puede olvidar, hay que recordarlo porque en cualquier momento pueden atacar de nuevo nuestro país. Nadie se recobra de esto, se perdió a mucha gente ¡nunca lo olvidaré lo llevaré a mi tumba!”. Para él, las torres “debían haberse reconstruido como estaban ¡Eran preciosas!”.

A Eleni, hermana de Danielle Koussolis —fallecida a los 29 años— le hubiese gustado “que se incluyese la edad de las víctimas para que se viera que ¡eran tan jóvenes, que tenían toda la vida por delante!”. Koussolis trabajaba para Cantor Fitgerald, la compañía que perdió a todos sus trabajadores. “Es siempre emocional venir aquí, pensamos en ella cada día, pero más en este día”, afirmó.