Libran batalla fiscal

Obama pide al Congreso trabajar en temas de interés nacional
Sigue a El Diario NY en Facebook
Libran batalla fiscal
Con un Congreso controlado por los republicanos y el Senado por los Demócratas, será difícil que lleguen a un acuerdo.
Foto: AP

WASHINGTON, D.C. — El presidente Barack Obama instó ayer al Congreso a que, en paralelo a la búsqueda de una solución diplomática en Siria, se concentre también en prioridades nacionales como el presupuesto, los empleos, el cuidado de salud y la reforma migratoria.

“Es importante reconocer que tenemos muchas cosas pendientes que hacer acá en este Gobierno” y que al pueblo estadounidense le interesan asuntos como las mejoras en la educación, la creación de empleos y la aprobación del presupuesto federal, dijo Obama al inicio de una reunión con su Gabinete.

El mandatario dijo que entre los temas a discusión ayer figurarían asuntos como la aplicación de la reforma sanitaria de 2010 y la reforma migratoria integral, “que aún tienen una enorme importancia para asegurar” el crecimiento económico del país.

La reunión de Obama con su Gabinete se produjo en unos momentos en que la suspensión del voto en el Congreso sobre un posible ataque militar contra Siria le abre una pequeña ventana de oportunidad para promover los temas estancados de su agenda doméstica, incluyendo la aprobación del presupuesto para el año fiscal 2014.

El año fiscal 2014 comienza el próximo 1 de octubre y, si el Congreso y la Casa Blanca no logran un acuerdo sobre el presupuesto, se corre el riesgo de una parálisis de buena parte de las operaciones no esenciales del Gobierno federal.

En ese sentido, el líder de la mayoría republicana de la Cámara de Representantes, Eric Cantor, dijo que ese órgano legislativo podría tener que cancelar su receso previsto para la semana del 23 de septiembre próximo y continuar trabajando sobre el presupuesto del año fiscal 2014.

Desde el pleno de la Cámara Baja, sin embargo, Cantor no precisó cómo es que los legisladores intentarán cumplir con el plazo para la aprobación del presupuesto federal.

Los republicanos, que controlan la Cámara Baja, decidieron postergar para la próxima semana el voto de una medida presupuestaria temporal destinada a financiar las operaciones del Gobierno hasta el próximo 15 de diciembre, mientras continúan las negociaciones para un plan a largo plazo.

Sin embargo, algunos republicanos insisten en supeditar la aprobación de esa medida a la eliminación de fondos para la aplicación de la reforma sanitaria de 2010, algo a lo que se opone tajantemente la Casa Blanca.

Por su parte, el demócrata “número dos” de la Cámara Baja, Steny Hoyer, urgió a los republicanos a que trabajen juntos para resolver los desacuerdos sobre el presupuesto de 2014 y el aumento del techo de la deuda nacional.

Hoyer dijo que los demócratas no aceptarán proyectos de ley que incluyan grandes recortes a los programas del Gobierno y que algunos republicanos también se oponen a esos recortes que, a su juicio, son “perjudiciales” para el país.