Vaticano niega proteger a nuncio papal

Sigue a El Diario NY en Facebook

Ciudad del Vaticano/Notimex — El portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, reafirmó ayer la intención de la Santa Sede de colaborar con autoridades de República Dominicana en la investigación por abusos sexuales contra el exnuncio, Josef Wesolowski.

En una declaración a la prensa, el sacerdote jesuita aclaró que el llamado a Roma del diplomático papal “no constituye absolutamente la intención de evitar que se asuma la responsabilidad sobre lo que eventualmente será confirmado”.

“En el mes de agosto la Secretaría de Estado -a través del embajador de la República Dominicana ante la Santa Sede– ha declarado su intención de colaborar con las autoridades dominicanas si así lo solicitaran”, señaló.

Con esas palabras Lombardi intentó aplacar las crecientes críticas de juristas, políticos y periodistas dominicanos respecto a cómo se ha tratado el caso a nivel eclesiástico.

La prensa ha lanzado tres cuestionamientos puntuales: si las autoridades de la Iglesia tenían conocimiento sobre denuncias contra el nuncio, ¿por qué no las transmitieron a la justicia civil?

¿Por qué la Santa Sede convocó a Roma al diplomático, sustrayéndolo así de un posible proceso judicial en el país caribeño? Y ¿por qué se minimizó la naturaleza de las acusaciones, cuando todos sabían que se trataba de abusos contra menores?

Según precisó este día el director de la sala de prensa vaticana, en el mes de julio pasado, poco antes del viaje del Papa a Brasil, el cardenal arzobispo de Santo Domingo, Nicolás de Jesús López Rodríguez, informó directamente en Roma a Francisco de las acusaciones contra el nuncio.