Alfonzo promueve actividad física en niños

El expelotero de los Mets será el árbitro en la final del Wiffle Ball del Madison Square Boys & Girls Club
Alfonzo promueve actividad física en niños
Edgardo Alfonzo, expelotero de los Mets (d), impulsa la actividad física en los niños.
Foto: AP / ARCHIVO

NUEVA YORK – Si de la salud de los niños se trata, Edgardo Alfonzo no duda en poner su granito de arena.

Mañana domingo, el expelotero de los Mets de Nueva York volverá al Citi Field, no como jugador sino como árbitro en la final del torneo de Wiffle Ball del Madison Square Boys & Girls Club, cuyas eliminatorias se disputaron en julio y agosto.

El partido será antes del enfrentamiento entre Mets y Marlins. Al final, el club —que sirve actualmente alrededor de 5,000 menores— recibirá un cheque de $10,000 por parte de Nesquik, patrocinadora del torneo.

Alfonzo se mostró emocionado de poder ser parte de la actividad porque está destinada a promover la importancia de que los niños practiquen alguna actividad física.

“Estoy muy contento porque fui invitado a hacer algo positivo para la gente joven, los muchachos, toda esa gente que un día me apoyaron”, manifestó el expelotero venezolano, que defendió a los Mets entre 1995 y 2002.

“Nueva York es una de las ciudades donde la gente tiene más enfermedades”, agregó Alfonzo, quien dijo que los padres somos los responsables de la salud de nuestros hijos, destacando que la obesidad y la diabetes son el resultado de la falta de sudor.

“Los padres tenemos la obligación de ayudar a los niños a que se desenvuelvan en la actividad física”, acotó el expelotero que también defendió a los Gigantes de San Francisco, Angelinos y Azulejos, además de probar fortuna en Japón.

Y aunque ahora está en el retiro, indicó que todavía realiza una rutina de ejercicios a fin de mantenerse en forma. Y en esa actividad involucra a sus hijos, de 17 y 14 años. “Trato de llevar a mis hijos a que hagan al menos media hora de ejercicios”, señaló. “Si tú dejas que tu hijo no haga nada, él (por su cuenta) no lo va a hacer”.

Alfonzo contó que a su hijo menor le gusta el béisbol, defiende la segunda y tercera base, como él; el mayor, en cambio, prefiere el baloncesto.

“No hay excusa para nosotros los padres no involucrar a los niños en al menos media hora de ejercicios”, reiteró, sobre todo aprovechando las buenas temperaturas.

Cuando llegue el frío, dijo que no se tiene que exponer a los menores al mismo. “En la casa hay siempre un lugar”, sugirió, donde se pueden hacer abdominales, ejercicios de estiramiento, saltos y ni siquiera se requiere de equipo sofisticado.

Y lo divertido es que en esas actividades pueden participar todos los miembros de la familia. “Motivación para los niños va a haber siempre”, señaló, haciendo énfasis en que al hacer algún tipo de actividad física los menores se mantienen alejados de juegos de video, que no les aporta nada en cuanto a su desarrollo físico.

“Aquí en Estados Unidos los padres se pasan trabajando y cuando llegan a casa están cansados y no quieren hacer nada”, razonó. “Pero los hijos tienen que ser una motivación”.

“Nesquick es una marca que promueve una vida divertida y activa especialmente con los menores”, indica Daniel Koch, ejecutivo de la compañía en un comunicado. “Organizar el torneo de WiffleBall con Madison Square Boys & Girls Club y los Mets fue un triunfo rotundo para nosotros”.

“Esperamos proveer momentos de diversión y un gran recuerdo a todos los involucrados (en el partido final) al tiempo que puedan apoyar a los Mets y sus equipos de Wiffle Ball en Citi Field el mismo día”, indicó Lou DePaoli, vicepresidente de la novena de Queens.

Con un equipo relativamente joven, una vez más los Mets volverán a perderse los playoffs. Ayer amanecieron con marca de 64-81, en el cuarto puesto del Este de la Liga Nacional.

“En un futuro no muy lejano, los Mets van a tener un equipo más competitivo”, opinó Alfonzo, quien destacó a la joven rotación con la que cuenta, aunque lamentó la lesión de su as Matt Harvey.

Como reside en Nueva York, por ahora Alfonzo está dedicado a colaborar con la organización de los Mets. Fue embajador del pasado Juego de Estrellas que tuvo lugar en Citi Field, ahora está involucrado con esta campaña; pero expresó su deseo de que un día no muy lejano pueda llegar a ser coach de la franquicia.

Finalmente, dijo que sigue con interés las jornadas eliminatorias para la Copa Mundial de fútbol del próximo año en Brasil. “Eso es una pasión que crece”, manifestó. “En Venezuela, el deporte número uno es el béisbol… pero el fútbol, por lo menos, creció bastante”.

“En el basket y en el fútbol se está dando oportunidad a los jóvenes”, añadió, lamentando que el quinteto de Venezuela no irá al Mundial de Baloncesto del próximo año. “Pero se jugó bien”.

México, campeón; Puerto Rico, segundo; Argentina, tercera, y República Dominicana, consiguieron el boleto a España en el premundial de las Américas que se jugó en Caracas.